Preocupa a la Procuración el incremento de muertes violentas en cárceles federales

Preocupa a la Procuración el incremento de muertes violentas en cárceles federales
La Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN), que conduce Francisco Mugnolo, dio a conocer datos que dan cuenta sobre un significativo incremento en las cifras referidas a decesos por muertes violentas de internos en las diferentes unidades carcelarias que dependen del Servicio Penitenciario Federal.
Las estadísticas, suministradas a BAE Negocios por el Equipo de Fallecimientos en Prisión a cargo de Ramiro Gual, muestran que “durante el período 2013, si bien se ha registrado un descenso en la cantidad total de muertes, se ha vuelto a evidenciar un incremento en los fallecimientos violentos”, y agrega que “los 27 casos registrados” se reconocen “como la mayor cifra” de los “últimos doce años”, lo que generó alarma en la Procuración, la que en 2009 registró 15 hechos, 9 en 2010, 23 en 2011, 24 en 2012, y los 27 de 2013.

“Lo que tenemos detectado en los últimos tres o cuatro años es que el incremento en las muertes violentas tiene que ver con un descenso ocurrido en el penal de Villa Devoto y un ascenso muy importante en los dos complejos penitenciarios federales, sobre todo en el 1 de Ezeiza y en Marcos Paz”, dijo Gual al ser consultado por este diario, y añadió que “en el interior del país, cuando en el 2009 comenzamos a trabajar el tema, notamos que las muertes se centraban en la Unidad 6 de Rawson, luego en la 7 y el año pasado hubo dos muertes en la Unidad 9 de Neuquén, donde no se registraban casos desde el 2008”.

La Procuración advierte que “en primer lugar se observa un descenso en el número de fallecimientos totales en 2013, acercándose en consecuencia a las cifras correspondientes a los años anteriores luego de un 2012 especialmente elevado”, pero “no obstante, alerta”, observa el organismo “una vez más el incremento” de hechos registrados en el último período.

En ese sentido señala que “si en el último trimestre de 2012” se había denunciado “el crecimiento exponencial de fallecimientos traumáticos en aquel año, la sistematización” de la información “para el período recientemente finalizado permite observar las cifras más elevadas desde 2002, fecha en que comienzan los primeros registros” del organismo. La escalada registrada “debe servir como indicador de la gravedad de la situación, exigiendo el abandono de métodos de gestión anclados en criterios arcaicos de control” para ir hacia prácticas y discursos asociados a la desmilitarización del sistema penitenciario, guiados por el respeto a la salud y la vida de los detenidos”, concluye el documento.

Asumió el nuevo director

El Gobierno puso ayer en funciones al nuevo director del Servicio Penitenciario Federal (SPF), Emiliano Blanco, a través de la resolución 8/2014, publicada en el Boletín Oficial con la firma del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak.

Blanco, que venía desempeñándose como jefe de asesores del SPF, reemplaza de esa manera a Alejandro Marambio, quien renunció la semana pasada al cargo debido a “motivos particulares” y volverá a vivir en España, donde es docente y su mujer es funcionaria judicial.

En el decreto publicado el lunes último en el Boletín Oficial se indicó que “resulta necesario disponer la cobertura del cargo de director nacional” del SPF y que Blanco “reúne las condiciones de idoneidad y responsabilidad que el cargo requiere”.

Coment� la nota