El 71 % de los porteños dice que separa la basura pero muchos advierten que faltan contenedores verdes

El 71 % de los porteños dice que separa la basura pero muchos advierten que faltan contenedores verdes

El 56% afirmó que no tenía dónde dejar los residuos reciclables cerca de su casa. Así lo revela una encuesta de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

La mayoría de los porteños dice que separa los residuos en su casa. Pero más de la mitad de quienes lo hacen afirman que no hay suficientes contenedores verdes para depositarlos. Así lo indica una encuesta realizada por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

Un 46,7% de los entrevistados indicó que “siempre” separa sus desechos, mientras que un 24,4% declaró que lo hace “casi siempre”. Es decir que un 71,1% de los vecinos de la Ciudad asegura que la separación de residuos ya forma parte de su rutina. 

El plan de incinerar los residuos como alternativa a su entierro en rellenos sanitarios está frenado por la Justicia. Y según los expertos, la separación en el origen para la posterior recuperación y reciclaje se impone como una medida esencial, aunque no única, para reducir la cantidad de desperdicios que se envían a esos rellenos, que están a punto de colapsar.

Según la CEAMSE, las 15.839.000 personas que viven en el Área Metropolitana de Buenos Aires generan 18.500 toneladas de desechos por día, el 96% de los cuales se entierran. Lo problemático es que ya se empezó a usar el último sector disponible en el relleno sanitario de José León Suárez y en cinco años no habrá más lugar para la basura.

Las respuestas de los porteños sobre la separación de basura varían por barrios. Los vecinos de la Comuna 14, es decir, de Palermo, son quienes indicaron tener más arraigada la práctica de la separación de residuos, dado que aquellos que dijeron que lo hacen “siempre” y “casi siempre” suman 86,3%. Por el contrario, quienes viven en la Comuna 4, que agrupa a La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya, son los que menos reconocieron realizar la separación, ya que las respuestas “siempre” y “casi siempre” representan 48,9%. No obstante, la Comuna 8, que abarca Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano, es donde se encuentra el mayor porcentaje de personas que respondió que “nunca” y “casi nunca” separa los desechos. 

El tema de dónde tirar los residuos divididos en origen es clave. Según la encuesta, el 56,3% de los encuestados negó contar con contenedores verdes en sus barrios, un 39,0% afirmó que sí los hay y un 4,7% dijo que no lo sabe. La Comuna con más encuestados que afirmaron que en su barrio sí hay contenedores es la 13, integrada por Núñez, Belgrano y Colegiales, con 51,7%. Y la Comuna con el menor número de encuestados que aseveran eso mismo es la 1, que reúne a Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución, con 16%.

De acuerdo con cifras del Gobierno de la Ciudad, en la actualidad hay 3.104 contenedores verdes frente a los 28.000 contenedores grises o negros. 

En tanto, el Defensor del Pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor, indicó: “A partir de las denuncias y consultas que llegan a la Defensoría porteña, realizamos investigaciones sobre cada caso para ver si la situación se replica en otras zonas de la Ciudad”. Y, con esas cifras en mano, la Defensoría del Pueblo recomendó al Gobierno porteño sumar contenedores verdes.​ 

Desde el Ministerio de Medio Ambiente y Espacio Público de la Ciudad indicaron a Clarín que se encuentran en un "un período de reorganización del sistema, que busca priorizar la mejor opción según la zona y el tipo de generación de residuos". Agregaron que "en las de menor densidad poblacional, de casas bajas o de edificios de pocas unidades funcionales, los vecinos deben disponer sus reciclables en los contenedores verdes o en el punto verde más cercano, o entregarlos a los más de 5.000 recuperadores ambientales que recorren la Ciudad". "Los vecinos cuentan con diferentes opciones para disponer sus residuos reciclables", resumió Eduardo Macchiavelli, ministro de esa cartera porteña.

Los vecinos tienen experiencias distintas. Mattia Panza, de Belgrano, asegura que en cada piso del edificio donde vive hay dos tachos de basura: uno verde para los residuos reciclables y uno negro para el resto. Sin embargo, Mattia no se toma la molestia de separarlos porque, según él, el portero suele juntar de nuevo todos los desperdicios en una sola bolsa. El motivo es, afirma, que no hay un contenedor verde cerca. 

Valentina -quien prefirió no dar su apellido-, vecina de Caballito, cuenta que separa los residuos. En el edificio donde vive no hay tachos para separar los desechos pero dispone de un contenedor verde y otro gris, justo enfrente de su edificio. El portero, por su parte, tiene la instrucción de disponer en el contenedor verde sólo botellas y cartones. 

Por otra parte, Melina Cáceres, de Recoleta, señala que sólo separa cartón y plástico. Cuando lo hace, deja los residuos diferenciados al portero para que los entregue a los cartoneros. Y asegura que dispone de contenedores verdes a tres cuadras de su casa.

Para expertos, es importante destacar que la separación de los desechos y su reciclaje es un aspecto importante pero no suficiente en un programa integral de gestión residuos sólidos. Por un lado, el reciclaje implica varios inconvenientes, según el material. Por ejemplo, en el caso del plástico, es más barato fabricar material virgen que reciclarlo. Y no se puede reciclar incontables veces. Por eso, agregan, es fundamental concientizar sobre la importancia de reciclar pero, más aún, reducir la basura.

Claves para la separación de residuos: Entre más diferenciados estén los residuos, mejor, aseguran especialistas. Se pueden separar desechos en estos tres grupos: 1) Restos de comida y otros biodegradables, como poda y suciedad del barrido. 2) Desechos que se encuentran impregnados de comida, como envoltorios, servilletas usadas y el aceite usado envasado en un recipiente bien cerrado. 3) Residuos reciclables como cartón, papel, plástico (si está limpio), metal y botellas de vidrio.En los contenedores verdes se deben colocar los residuos del grupo 3. El Gobierno de la Ciudad indica que no deben dejarse allí objetos cortantes, así que no son aptos para vidrio o latas abiertas. Si no se cuenta con un contenedor verde cerca, se debe entregar los  desechos del grupo 3 a un recuperador que recorra frecuentemente el barrio. En el caso de que se viva en un edificio y el portero sea el encargado de los residuos, aconsejan cerciorarse de que los entregue a un recuperador.En caso de tener pilas usadas y desechos electrónicos, no hay que mezclarlos con otros. Se aconseja guardalos en un lugar seguro hasta tener tiempo de tirarlos dónde corresponde. Aquí se puede averiguar en qué lugares de la Ciudad los reciben y los horarios.

Coment� la nota