Ponen en discusión la falta de servicios esenciales el fin de semana en el Hospital y la Clínica

La falta de tomografista, ecografista, cirujano y urólogo requeridos para atención de urgencia obligaron a un vecino a trasladar a su hijo a Luján. Allí lo atendieron con premura y en tres horas, un domingo, estaba en quirófano.

Daniel Ivaldis, quien es conductor del programa televisivo “Mercedes se expresa”, que se emite por Cablevisión Mercedes, puso en el tapete la problemática que sufrió en carne propia con su hijo y la falta de una atención adecuada en el Hospital Dubarry –que tampoco fue posible en la Clínica Nueva Cruz Azul– en un fin de semana, lo que motivó que finalmente debiera atenderse en la Clínica Güemes de Luján, donde pudo iniciar un principio de solución con la realización de los estudios necesarios.

“El 16 me llamaron del Hospital unos amigos de mi hijo que estaba ahí porque se había accidentado”, recordó. “El tiene 15 años, se cayó y se lastimó. Le hicieron las primeras atenciones, entonces el médico sugirió que lo lleváramos a un urólogo, ya que sangraba mucho. Pero llamaron y este no pudo venir, luego lo mismo pasó con un cirujano. Vino entonces el jefe del Servicio, Tillet, a las 11 horas, lo revisó, pasó una sonda y dijo que hasta ahí llegaba él. Estábamos esperando una derivación de IOMA, pero como no lo habían tomado como urgencia había que esperar. Lo llevamos a Luján, donde llegamos a las 13, y en un rato estaba en quirófano, le detuvieron el sangrado. Ahora hay que hacer nuevos estudios y una cirugía reparadora”, narró Ivaldis.

Y luego indicó: “Yo hablé con los directivos del hospital para pedir explicaciones de por qué lo que le hicieron en Luján, no lo hicieron aquí. Ya que había ecografía, tomógrafo y equipo de rayos, pero no le hicieron ningún estudio. Me dijeron que no había personal y en cuanto a la actuación del doctor Tillet, me dijeron que es imposible armar un quirófano un domingo en el Blas Dubarry”.

“En primera persona”

Sobre la situación vivida, que da para reflexionar y a lo que llama la atención públicamente, Ivaldis precisó: “Me encontré en primera persona con el deterioro y abandono en la salud pública. Entiendo que hay desidia y falta de compromiso. No hay guardias pasivas de urología, ni de tomografista ni ecografista, lo que deja a la luz el gran problema que hay para el ciudadano común. En Luján nos atendieron bien, llegamos a las 13 y a las 16 ya mi hijo estaba en el quirófano. En 30 kilómetros se puede salir de esta circunstancia. Porque tampoco en la Clínica de Mercedes había un urólogo. Los riesgos son muchos pero no hay opciones más que irse de la ciudad”.

Para Ivaldis, el caso de su hijo es “uno más de tantos que sufren los problemas de ir con una urgencia al hospital Dubarry”: “Más allá de los anuncios y las fotos, no hay ecografistas, tomografistas ni cirujano ni urólogo”, cuestionó.

Coment� la nota