La Plaza de la Justicia

La Plaza de la Justicia

En la tarde del sábado se desarrolló una manifestación convocada por vecinos que han sido víctimas de delitos o asesinatos.

Sin presencia policial y de autoridades políticas, ni del Departamento Ejecutivo, diferentes vecinos mostraron su postura ante los hechos de público conocimiento.

Se escucharon los testimonios de José Orofino, Juan Colarusso, Rubén Aguirre y Rubén Dario Viglianchino. Cada uno de ellos pidió mayor compromiso de las autoridades políticas, como así también del Concejo Deliberante.

                                        “Negrita” con la foto de su esposo

Orofino dijo: “Balcarce dejó de ser lo que era. A mi tío casi lo matan para robarle los ahorros de toda su vida. No puede ser que nosotros, los que trabajamos estemos entre rejas y los que roban anden sueltos”. En tanto Aguirre recordó a su tío como un hombre bueno y generoso. Seguido se escucharon aplausos y el llanto de su esposa “Negrita” que acompañó la manifestación. “Vamos a seguir hasta las últimas consecuencias. El que mató tiene que pagar. No me vengan a decir que fue una muerte accidental. Mientras no se resuelva esta situación, seguiremos con las marchas”, remarcó.

Juan Colarusso con su temperamento instó a no tener miedo y denunciar. “Denunciemos lo que pasa. Nosotros le pagamos el sueldo a la policía para que nos cuide. Vamos a exigirle mayor presencia y a los políticos también. Desde el Intendente hasta los concejales. Este problema lo solucionamos entre todos o nos va a ir peor”, concluyó.

Asimismo, Rubén Viglianchino insistió con los lugares donde se vende droga a cualquier hora y que la policía conoce bien los movimientos. “No puede ser que haya almacenes o kioscos abiertos a las tres de la mañana. Me imagino que a esa hora no venden harina o puré de tomate”, ironizó. Y puntualizó, “mientras no se tomen medidas de fondo vamos a tener más Aguirres y más delitos. Hay que controlar el tema de la droga que esta haciendo estragos en la comunidad”, admitió.

Por último, Cristian Mendez recitó un verso dedicado especialmente al “Negro” Aguirre que conmovió a los presentes.

Alrededor de 2500 personas, luego recorrieron los alrededores de la Plaza Libertad.

Comentá la nota