La peor campaña de la historia.

El sector tabacalero acusa una pérdida de 16 millones de dólares. Dicen que el quebranto llegaría a los 20 millones.
LOS NUMEROS:

2500

Son los productores nucleados dentro de la Cooperativa de Tabacaleros de Goya.

80 %

Es la pérdida por la sequía, sólo del sector tabacalero. Hay productores que además se dedican a otros cultivos y también los perdieron.

US$ 16 millones

es la cantidad de dinero que no ingresará a la Cooperativa por la baja cosecha. Estiman que la cifra podría ascender a 20 millones de dólares.

Representantes de los productores tabacaleros del sur provincial participaron el miércoles último de la reunión de la Comisión de Emergencia y describieron un panorama gris para el sector. Por ese motivo, el titular de la Cooperativa Tabacalera de Goya, Héctor Zoilo, antes de ingresar al cónclave le dijo a El Litoral que “es necesario que se declare el desastre agropecuario” ya que lo que está por venir es mucho peor que el escenario actual.

En ese marco, acompañado por Pitton Escobar, pintaron el escenario del sector tabacalero y expresaron que “esto es mucho más grave que lo del 2007 porque en ese momento con las lluvias pudimos recuperarnos un poco, pero ahora la lluvia ya no es la solución”, expresaron.

De esa manera, detallaron que se debería declarar el desastre ya que “todas las actividades están afectadas”. En ese orden, dijeron que en cuanto al tabaco, las pérdidas serán millonarias pues “por ejemplo, a nuestra Cooperativa ingresarán 16 millones de dólares menos de lo que teníamos previsto”.

Asimismo, recordaron que el déficit hídrico haciende ya a dos años, por lo que las consecuencias son un arrastre de emergencias anteriores. Por eso, las pérdidas que se acumulan serán en cantidad de producción y también en la calidad.

Por otro lado, el coordinador de la Cámara del Tabaco, Eduardo Villarreal aseveró que “es la peor campaña de la historia”. En ese marco, detalló que la cosecha de tabaco para la presente campaña atraviesa un panorama desolador y por ello dijo que la declaración de emergencia es razonable ya que se deben tomar medidas urgentes para contrarrestar el daño que produjo la falta de lluvias.

Al mismo tiempo, recordó que los productores tabacaleros también se dedican a otros cultivos, como la siembra de hortalizas, que también necesitan apoyo.

En tanto, estimó que esta campaña rondará las 1700 toneladas, cuando la Cooperativa de Tabacaleros tenía previsto acopiar 3500 para cumplir con sus compromisos comerciales. Además, como se explicó antes, la sequía baja la calidad del cultivo y eso hace que los precios también se depriman.

Las medidas que pedía el sector, y que fueron consensuadas en una reunión a principio de la semana con todas las entidades tabacaleras, eran las siguientes: declaración de emergencia y/ o desastre para el área tabacalera; ampliación de los beneficios de la emergencia ganadera, similar a la solicitada por el departamento de Lavalle; promover en tiempo y forma, con asignación de recursos, para promover actividades productivas supletorias a la tabacalera (horticultura, zapallitos, chauchas, pepinos, etc.); control en el uso de los recursos hídrico (lagunas); concreción inmediata del pago de planes pendientes (erradicación del trabajo infantil) y agilización del nuevo plan del adicional de emergencias; presentación inmediata ante la Secretaría de Agricultura de la Nación, de la documentación respaldatoria, del estado calamitoso de la producción tabacalera; prevenir a las autoridades correspondientes, de la necesidad de planes (mensuales o periódicos) a diseñarse en un futuro, para la subsistencia de los productores y sus familias; entre otras cuestiones que fueron presentadas en una carpeta al final del encuentro al ministro de la Producción, Alfredo Aún.

Coment� la nota