Pedro Aznar también habló en Salta sobre los desmontes

Aunque el Gobierno trata de aminorar la situación, la instalación del tema de los desmontes es un hecho. El viernes en el recital que brindó “A la carta” a los salteños, el cantautor Pedro Aznar también habló de la deforestación poniendo énfasis en la situación que viven las comunidades.

Según indicaron quienes presenciaron el recital, el artista sostuvo que “es una lástima que teniendo una Ley Nacional que protege los bosques, en esta provincia los gobernantes permitan los desmontes”. Y es que, como se viene diciendo desde algún tiempo, el problema es que desde el gobierno provincial se permiten los desmontes en zonas que se suponía, debían ser protegidas.

Aznar apuntó a los perjuicios de la extensión de la frontera agrícola que genera la extinción de algunas especies, además de generar la pérdida de un medio de subsistencia escencial para las comunidades originarias.

Otro freno

Tras una nueva acción realizada en el departamento San Martín, miembros de Greenpeace quedaron encerrados en una finca por casi tres horas, por lo cual radicaron denuncias contra los finqueros de apellido García Del Río por privación ilegítima de la libertad. 

El jueves al mediodía ingresaron a la Finca San Francisco tras ver que los desmontes se habían realizado en el lugar, con quema de cordones incluida. Ante ello, los activistas decidieron bloquear dos cisternas de combustible para evitar el funcionamiento de las máquinas y fueron encerrados por uno de los dueños de las tierras, José María García Del Río, quien les impidió la salida hasta que llegó la policía al lugar. Según indicó uno de los voceros de Greenpeace, Hernán Giardini, Del Río puso gente en la zona de la tranquera para evitar que los activistas salgan del predio. Agregó que al llegar la policía, les pidió que los detenga pero los uniformados decidieron ir con todos hasta la Fiscalía para que cada quien realice las denuncias que correspondan. Desde la organización se presentó la denuncia por destrucción de bosques y privación ilegítima de la libertad. "Seguimos comprobando el descontrol y la desprotección total de los bosques nativos de la provincia", dijo Noemí Cruz de Greenpeace. "La impunidad que el gobierno local brinda a los desmontadores, no tiene límites".

Más ilegalidad

La finca de Del Río, según el Ordenamiento Territorial de Bosques de la provincia, no puede ser deforestada y fue recategorizada por el gobierno de Juan Manuel Urtubey para habilitar el desmonte de seis mil hectáreas para uso agrícola y ganadero, en una finca que es de 11 mil hectáreas. Tres mil de estas hectáreas ya fueron deforestadas.

Greenpeace denunció hace un año la ilegalidad de este desmonte con una acción directa en el predio y una protesta frente a la Catedral salteña. 

La organización mantiene desde hace tres semanas un acampe en Finca Cuchuy y ya fiscalizó otros desmontes en áreas protegidas por la Ley de Bosques.

Los ambientalistas sostienen que las recategorizaciones son ilegales.

Comentá la nota