Pasajeros de diferentes líneas de trenes separaron 3 toneladas de residuos en cinco meses

Pasajeros de diferentes líneas de trenes separaron 3 toneladas de residuos en cinco meses

Uno de los puntos verdes funciona en nuestra ciudad. Apuntan a reducir la cantidad de basura en los circuitos ferroviarios.

El programa arrancó en mayo en distintos ramales del ferrocarril. Los usuarios respondieron a la propuesta de los “Puntos verdes”, instalados por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) en una campaña conjunta con Trenes Argentinos y ya separaron más de tres toneladas de residuos.

Los que circulan por las estaciones de tren de Tigre, San Martín, San Miguel, Merlo, Laferrere y La Plata pueden separar los residuos y tirar los reciclables en el Punto Verde que instaló la Provincia. El material es retirado una vez a la semana por una Cooperativa de Recicladores urbanos. Del programa participan más de 15 cooperativas.

“Una vez por semana vamos a la estación a retirar los bolsones y nos llevamos 60 kilos de residuos que son en su mayoría cartón, que después se recicla”.

Graciela toma el tren de la ex línea Roca todos los días desde Quilmes hasta La Plata y asegura que “al saber que en la estación de La Plata está el Puntos Verde, guardo todo lo que es reciclable en la mochila porque ya sé donde dejarlo”. Andrés, usuario del ramal de Tigredice: “veo que ahora mucha gente, ni bien cruza el molinete, va al Punto Verde para tirar su basura y eso está bueno, porque te vas haciendo el hábito”.

“Generar conciencia en la comunidad es un desafío diario y el transporte público nos permite llegar a muchos vecinos con el mensaje de cómo separar los residuos en origen, para generar un hábito en las familias, que en definitiva es lo que perdura”, afirmó Rodrigo Aybar, director ejecutivo del OPDS. A su vez, celebró la respuesta de los usuarios, asegurando que el proyecto “no sólo promueve el cuidado del ambiente sino que también da trabajo a las cooperativas de recicladores”.

El programa se inscribe en la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) y además se articula con el concepto de Economía Circular que propone la puesta en valor nuevamente en el mercado de un producto que se obtiene a partir del reciclaje del residuo.

De este modo, los envases tetra-brik se transforman en tablas para fabricar muebles, el papel y el cartón en papel reciclado que vuelve a utilizarse, las botellas de PET sirven para fabricar nuevas botellas, el vidrio se muele y vuelve a las cristalerías.

Según los datos de las 15 cooperativas que participan del programa, en estos cinco meses se recuperaron 1200 kilos de cartón, 1400 kilos de PET, 320 kilos de papel, 70 kilos de aluminio, 40 kilos de vidrio y 32 de Tetra.

Las cooperativas van rotando en la recolección en cada municipio, si hay más de una. Y eso permite que sean varias las que accedan a la materia prima.

ECONOMÍA CIRCULAR

¿Producir, usar y tirar? No, reducir, reusar y reciclar. El paradigma del actual modelo económico lineal podría estar llegando a su fin y su lugar será ocupado por la economía circular, auguran distintos especialistas.

El actual modelo de producción y gestión de recursos, bienes y servicios que busca potenciar un consumo a corto plazo está llevando al planeta a una situación insostenible. El sistema económico vigente se desmarca diametralmente del ciclo de vida de la naturaleza y choca contra el desarrollo sostenible, enfocado al largo plazo. En la naturaleza no existen la basura ni los vertederos: todos los elementos cumplen una función de manera continua y son reutilizados para su aprovechamiento en diferentes etapas.

Según el presidente de la Ceamse, Gustavo Coria, quien promueve la economía circular, dijo “nosotros creemos en la separación en origen, en el tratamiento para minimizar lo que se envía a disposición final, creemos en la generación de energías limpias y que el rechazo de lo que no pudo ser recuperado con las distintas tecnologías de tratamiento, debe ser enviado a disposición final en un relleno sanitario. A partir de la experiencia con el relleno de Ensenada, que es un caso paradigmático porque es un relleno que funciona pero que tiene una demanda de la Suprema Corte de ser cerrado a fin de año, se encontró una salida positiva que fue consensuada por todos los actores involucrados: la OPDS, los ambientalistas, el municipio de Ensenada, el de La Plata y la Ceamse.

Coment� la nota