Un paisaje lamentable: así se contamina el agua con basura en los canales

Botellas, bolsas, plásticos, residuos electrónicos y hasta animales muertos llegan a los canales de Mendoza. Es esa misma agua contaminada la que se destina a plantas potabilizadoras y al riego en la agricultura.

El recurso natural más preciado de los mendocinos cada vez se ve más amenazado. Crisis hídrica, aumento de la demanda por parte de ciertas industrias, derroches y contaminación son algunos de los problemas que afectan al agua en Mendoza. Botellas, bolsas, animales muertos, electrodomésticos y todo tipo de residuos son arrojados a los cursos de agua y terminan tapando los canales y generando un hedor que se siente desde lejos.

Directa o indirectamente los mendocinos sufren las consecuencias, pues el agua que se contamina con basura es la que se usa para regar los cultivos que luego la población consume. 

En el video se observa como la basura viaja a través del Canal El Jarillal, en los puntos donde los residuos se acumulan el escenario es alarmante. Agua putrefacta, olor nauseabundo y montañas de basura.

Según el Ingeniero Agrónomo Gonzalo Muñiz de la Unidad Hidráulica de la Primera Zona del Río Mendoza la cantidad de basura que se estanca a diario en los cauces afecta gravemente a la calidad del agua porque la contamina. “Producimos una contaminación del agua que después directamente o indirectamente la consumimos a través del agua potable o de los productos alimenticios que se han regado con esta calidad del agua”, aseguró el ingeniero.

Desde la Inspección de Cauce El Jarillal informaron que destinan a limpieza de cauces urbanos el 40% de su presupuesto; además agregaron que en 2019 fue un total de 5 millones de pesos y se prevé un 35% de aumento para este año. A nivel provincial se destinó alrededor de 80 millones de pesos para remover los residuos sólidos urbanos de los canales.

Por año la Asociación de Inspectores de Cauces saca de los canales 140 kilos por metro lineal. Sólo en el canal El Jarillal sería aproximadamente 2800 toneladas, considerando que el mismo tiene 20 kilómetros de longitud. El número aumenta considerando que cada municipio, como así también el Departamento de Ambiente de la Provincia se encargan de la limpieza de cauces.

Comentá la nota