VIH: pacientes denuncian que les cambiaron la medicación por el faltante

VIH: pacientes denuncian que les cambiaron la medicación por el faltante

Convocaron a una movilización frente a la Secretaría de Salud de la Nación por la falta de medicamentos. "Juegan con nuestras vidas", acusan los pacientes.

Una denuncia realizada la semana pasada por la Fundación Grupo Efecto Positivo (GEP) puso en alarma a las personas con VIH porque existirían "faltantes de medicamentos que integran los esquemas antirretrovirales". En ese contexto, el Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH convocó a una manifestación frente a la Secretaría de Salud de la Nación por la falta del suministro. Bajo la consigna "La Salud está en peligro", la concentración se realizará a las 13 en la 9 de Julio y Avenida Belgrano luego de que la fundación habría constatado la "inexistencia" desde junio de 2019 del stock de un medicamento llamado Efavirenz y de las combinaciones Darunavir/Ritonavir, así como del comprimido compuesto por las drogas Tenofovir/Emtricitabina/Efavirenz.

 Aunque desde la Secretaría de Salud de la Nación niegan el faltante: "Es todo mentira". Según la denuncia, hay "faltantes de medicamentos que integran los esquemas antirretrovirales utilizados por las 86.338 personas con VIH que se encuentran en tratamiento en la Argentina". Además, aseguran que peligraría "la entrega de medicación de más de 15 mil personas con VIH". Críticas y desmentidas sobre la falta de medicamentos contra el VIH en el país La convocatoria surgió luego de que varios pacientes denunciaron que les cambiaron el tratamiento por el faltante de medicamentos. Uno de los casos más visibles fue el de Fernanda Badell, paciente que es de José C. Paz y se atiende en el Hospital Muñiz. Ella se encuentra indetectable hace 25 años debido a que rápidamente la diagnosticaron y durante diez de ellos tomó Lamivudina y Dolutegravir, pero se hizo resistente a la primera de ellas. Entonces, su médico decidió cambiarle la medicación y recetarle Truvada.

Sin embargo, ahora con los faltantes volvieron a cambiarle el esquema y volvió a la Lamivudina, sin hacerle el test de resistencia. ”Esta situación me come la cabeza, estoy tomando una medicación de la que soy resistente. Es una locura lo que nos están haciendo, me siento un conejillo de Indias, juegan con nuestras vidas”, expresó en diálogo con PERFIL. Sin embargo, el caso de Fernanda no es el único, a uno de sus compañeros le pasó algo similar.

"Él hace 19 años vive con VIH y es resistente a varios tratamientos. Hace un año que estaba tomando Dolutegravir y Darunavir de 800 mg una vez por día. Pero como ya no hay más Darunavir de 800 mg le pasaron a Darunavir de 600mg, y debe tomar dos pastillas diarias. O sea, en vez de tomar 800 mg está tomando 1200 mg de la droga, por lógica lo están sobredosificando, eso no es bueno para nada”, relató Fernanda. 

Coment� la nota