Otra de Moreno: ni las amas de casa se salvan de los controles

Otra de Moreno: ni las amas de casa se salvan de los controles
La Secretaría de Comercio de la Nación ratificó nuevas resoluciones que podrían restringir el accionar de las asociaciones de defensa de consumidores. Cuestionamientos de especialistas.
Ni las amas de casa pueden bajar la guardia ante el acecho del temeroso secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Sin duda que, en vez de caminar y buscar precios, el funcionario ultrakirchnerista apuesta a disciplinar desde su oficina a todo aquel que se desenvuelva por fuera de su órbita. Para ello, a partir de la resolución nº 47/2012 publicada ayer, se intenta restringir el accionar de las asociaciones de defensa de consumidores.

La nueva disposición introduce una reforma al artículo 8 que rige las condiciones de ingreso y permanencia de las asociaciones de consumidores en el Registro Nacional. A partir de allí, la reglamentación ratifica la atribución de Moreno de dar de baja a los organismos de consumidores que corresponda. A su vez, se amplía la delegación de facultades hacia la Dirección Nacional de Comercio Interior, situación que venía sucediendo en la actualidad, y la extiende a la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor, dependiente de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor.

Que la reglamentación se impulse en un contexto de férreos controles internos, ya sea a la

compra de dólares como a los productos importados, generó gran preocupación en la mayoría de

las asociaciones de defensa de consumidores.

“Hay una vocación por el control del mercado de cambio, por el control de las importaciones. En todo ese contexto aparece esta facultad que podría, en caso de aplicarse, implicar una restricción a las asociaciones. Nos genera mucha preocupación que (esta norma) utilizada para disciplinar a las asociaciones pueda restringir el accionar de las que se vean involucradas”, indicó a Hoy el presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño.

La baja de las asociaciones del Registro Nacional generaría implicancias de importante magnitud sobre los reclamos judiciales de los consumidores, ya que se verían imposibilitadas a realizar acciones colectivas contra las empresas prestadoras de servicios.

Por su parte, en diálogo con este medio, el titular de Consumidores Libres, Héctor Polino, sostuvo que, aunque “la normativa no es nueva”, le “llama la atención que salga esta resolución en este momento”. “No hay que amenazar a las entidades de defensa de los consumidores con la quita de la autorización para funcionar, porque las entidades de defensa de los consumidores llevan a cabo una tarea complementaria y supletoria del Estado, como es la educación del consumidor y la de recurrir a la Justicia en acciones de carácter colectivo frente a la inacción y a veces hasta la complicidad de los funcionarios del Estado con los abusos de todo tipo que cometen las grandes empresas”, aseguró el exdiputado nacional.

La preocupación de los consumidores no es ingenua, ya que el problema de la inflación amenaza por distintos frentes a la política económica oficial. Por un lado, a partir de la relación directa que el ciudadano tiene con el consumo; y por otro, de forma indirecta, a través de los ahorristas que terminan volcándose a la compra de divisas extranjeras ante la licuación del peso nacional. En ese sentido, no es menor que el kirchnerismo intente atacar ambas problemáticas de la misma forma: la restricción.

Coment� la nota