Ordenan al gobierno porteño a demoler el muro que bloquea calle lindante a planta de Clarín

Ordenan al gobierno porteño a demoler el muro que bloquea calle lindante a planta de Clarín

La Justicia porteña ordenó al Gobierno de la Ciudad que en diez días “proceda a demoler” el muro que bloquea la circulación de una calle en el barrio porteño de Barracas, lindante a la planta impresora de Clarín, al considerar que la construcción es “ilegítima” y “cercena el derecho de circulación”.

El fallo dio lugar a una acción de amparo presentada en el 2013 por el legislador Aníbal Ibarra y la diputada con mandato cumplido María Elena Naddeo, junto a vecinos de la Villa 21-24 de Barracas, ante la existencia de la pared de cuatro metros sobre la calle Hilario Ascasubi al 3200, entre Luna y Agustín Magaldi.

El muro, según la denuncia, bloquea el paso a los vecinos por esa arteria y agrega ese espacio al que ocupa el estacionamiento privado y depósito de la empresa, estableciendo una continuidad visual y física con la propiedad del multimedio.

Según la decisión judicial, el Gobierno porteño “en ejercicio del poder de policía y en el plazo de diez días debe proceder a demoler el muro existente en la calle Ascasubi y remover cualquier obstáculo existente a fin de garantizar la libre circulación por las referidas arterias”.

“Lo cierto es que se verifica la existencia de una obra que obstaculiza el normal y adecuado ejercicio del derecho a circular libremente por parte de los habitantes de la Ciudad. Por lo que frente a la existencia de una obra que cercena ese derecho, su ilegitimidad impone al Gobierno de Buenos Aires, en ejercicio del poder de policía, adoptar las medidas pertinentes a fin de hacer cesar dicha obstrucción”, agrega.

Para Ibarra, “es una sentencia que tiene, ante todo, sentido común y ante la inacción del Gobierno de la Ciudad, les ordena demoler el muro que impide la circulación”.

Comentá la nota