Obra en la calle Ferrando: la municipalidad pide “celeridad”

Obra en la calle Ferrando: la municipalidad pide “celeridad”

La Municipalidad de Santa Rosa realizó un pedido a la empresa IACO por el ritmo de la obra de reemplazo de la cañería de cloacas de la calle Ferrando: pide que aceleren los tiempos. Aseguran que en el inicio se hicieron “dos cuadras en dos días” y que ahora un tramo de tres cuadras ya lleva varias semanas. La situación del "by pass" y los riesgos de hundimientos.

Además advierten porque se sigue permitiendo la circulación vehicular, cuando hay un “by pass”: una rotuira sería caótica.

En un escrito remitido al área de Obras Públicas y girado a la empresa, la concejala Claudia Giorgis realiza diferentes advertencias y pedido. Sostiene que “esta obra es ni más ni menos que la salida de la mayoría de líquidos cloacales de la ciudad y sería un caos si fallara el mismo. Como por momentos pasó”.

La concejala marcó que “no se manejó de la mejor manera cuando se aserró el asfalto y se permitió el tránsito de camiones provocando el accidente del mismo y un colapso aún mayor en el transporte de líquidos cloacales por sus caños naturales. Por eso pedimos celeridad”.

Señala que hace “estamos semanas y meses con este caño bypass pasando por frente a un hospital y a lugar de los chicos. También nos causa alta preocupación que ya sean 3 cuadras de baypass y si otro camión y/o la lluvia desmoronan el pozo ya hecho (aserrado la tierra y tosca compactada) y no sabemos porque motivo no tapado para que el agua de lluvia no siga aflojando la tierra de esa cuadra. En ese caso, estas cuadras de bypass se incrementarían”.

Giorgis dijo que hubo otros momentos críticos: cuando hubo piletas de cloaca enfrente a viviendas con bebés. Allí el ministro de Obras Públicas, Julio Bargero, a pedido del intendente Leandro Altolaguirre apuró los tiempos para que se comenzara con el inicio de la obra y se hicieran esas primeras cuadras lo más rápido posible.

“De hecho se hicieron dos cuadras en dos días. Es una pena que luego de eso la obra comenzó a dilatarse mucho. Vino un tiempo de trabajo muy lento”, afirma la concejala.

Detalló que durante varias semanas pudimos hubo dos bypass sobre la calle Ferrando: uno haciendo uso de una bomba de la empresa desde Hugo del Carril hasta Tita Merello y el segundo desde Bertera hasta Hugo del Carril utilizando una bomba Municipal.

De estos dos bypass al día de hoy queda funcionando uno pero con el mismo recorrido de los dos anteriores: es decir Ferrando desde Bertera pasando por el Hospital Evita hasta la calle Tita Merello. El mismo funciona con la bomba de la Municipalidad y guardia permanente de 24 horas con personal municipal.

Hay preocupación en las áreas correspondientes del Municipio como mencionábamos al comienzo una cuadra antes de donde está el bypass, más precisamente en la intersección de Ferrando y Goyeneche ya se ha hecho otro pozo que lleva varios días y que en caso de llover se llenará con agua de lluvia provocando un nuevo desmoronamiento trayendo como consecuencia los mismos problemas ya vistos en los anteriores”, señala.

“Eso es un peligro latente que no se puede mantener por largo tiempo salvo para atender emergencias porque está poniendo en riesgo una vasta zona de la ciudad que pende de una bomba para evacuar todo el sistema de sus cloacas como es toda esa amplia barriada del Plan 5000 y buena parte de la ciudad”, remarca.

Gastos para el municipio

Además de los gastos adicionales que en este caso está aportando el Municipio a modo de colaboración y sin corresponderle, explica Giorgis.

“Se entiende esta colaboración en algún momento de emergencia para evitar males mayores como ya ocurrió pero no es algo que se pueda sostener en el tiempo sin razones porque en el Municipio estamos dejando de resolver problemas de cloacas en otros lugares (calle San Juán, calle Santa Cruz) por no contar con esa bomba”, señala.

“Por eso desde la Municipalidad y como representantes de los ciudadanos de Santa Rosa, hacemos la advertencia, para que se eviten situaciones de demora en las obras, y la empresa actúe de manera adecuada para evitar que acontezcan situaciones más delicadas.

Por ejemplo la empresa debería señalizar para prohibir el tránsito de vehículos en la zona donde se están armando estos nuevos pozos a fin de no repetir la historia de los camiones hundidos”, asegura.

Coment� la nota