Nac&Pop: ex funcionarios piden cobrar sueldos y vacaciones de la gestión K

Nac&Pop: ex funcionarios piden cobrar sueldos y vacaciones de la gestión K

 Son ex funcionarios que no cobraron por el estado de colapso de las cuentas públicas en 2015. Reclaman $ 350.000. En Cambiemos dicen que primero están los proveedores.

Un nuevo punto de tensión se activó en los últimos días después de que varios ex funcionarios kirchneristas que formaron parte de la gestión del doctor José Enrique Echeverría pidieran cobrar sueldos atrasados y vacaciones que quedaron pendientes del año 2015, en el mismo momento en el que el Municipio de Balcarce ingresó en cesación de pagos. “Fue la peor administración en la historia de Balcarce”, se despachó el intendente Esteban Reino al conocer los primeros números de una Comuna prácticamente en banca rota, con los sueldos sin pagar, y con un déficit de cerca de 80 millones de pesos. Ahora, y ya pasado un año de la gestión de Cambiemos en Balcarce, y con un panorama un poco más alentador para las cuentas públicas y con el apoyo del gobierno de la provincia de Buenos Aires, ex funcionarios de la gestión K esperan poder cobrar parte de los sueldos atrasados de aquellos meses en los que ensayaron una despedida que se concretaría hacia el final de aquel año, reclamando también el pago de vacaciones no gozadas.  En ese marco, y teniendo en cuenta la Emergencia Económica y Financiera, declarada en el mes de febrero de 2016 se solicitó la aprobación de una ordenanza para cancelar parte de los pagos a proveedores y parte de los sueldos de los ex funcionarios –no las vacaciones- y quedaron al margen los haberes correspondientes al sueldo del ex intendente José Echeverría, decisión política del gobierno de priorizar el pago a proveedores y municipales, antes que la deuda con los funcionarios políticos que formaron parte del gobierno entre 2011 y 2015.  Los ex funcionarios kirchneristas, entre los que hay directores, subsecretarios y secretarios, enviaron cartas documento al Municipio exigiendo y reclamando el pago de las vacaciones adeudadas. El monto total, si se tienen en cuenta que se trata de 16 funcionarios, entre secretarios y subsecretarios, además de directores el número –sólo si se abonaran las vacaciones- alcanza los $ 350.000. Ese monto es equiparable a lo que costó el diez por ciento del nuevo Centro de Monitoreo Municipal, dos años de alquiler de la Casa del Estudiante en La Plata,  800 desagotes de pozos ciegos, 200 mil boletos escolares, 5100 desayunos de los que sirven a diario en los colegios o 14 motos de la policía comunal.  Si bien por ley les corresponde y no están reclamando nada fuera de lo que deberían haber recibido, en el Municipio hay malestar por la forma y el tiempo en que se efectuó el reclamo y porque quienes lo hacen, en parte, son quienes contribuyeron al caos con el que, en algunas áreas, cerró su gestión el ex intendente José Echeverría. Cuentan en los pasillos del despacho del intendente que los reclamos no cayeron bien en el entorno del jefe comunal ya que todavía cargan en la espalda de parte de esos funcionarios la pesada herencia recibida que en diciembre de 2015 ubicó a Balcarce en el top ten de los municipios que ostentaban cuentas en rojo y con un déficit de más de 80 millones.

Regularización                                                                                                                         Según mencionan en el Ejecutivo, cuando ocurrió el traspaso de autoridades el 10 de diciembre de 2015, el Municipio se encontraba sumergido en “una grave crisis económica, financiera y administrativa, en una situación de desequilibrio y virtual cesación de pagos”. “A la fecha de posesión los montos existentes no alcanzaban para paliar la deuda existente, correspondiente tanto a proveedores como sueldos del personal. Se encontró –advierten desde la Municipalidad- tanto a la Administración Central como al Hospital Municipal en mora en el incumplimiento de las obligaciones asumidas respecto a determinados proveedores de bienes e insumos, de equipamiento y de  servicios. Ante tal situación, según la ordenanza Nº 07/2016 se declaró el Estado de Emergencia Económica y Financiera en la Municipalidad de Balcarce a partir de la fecha de promulgación de la misma. El objetivo de la misma –se destaca- es superar la crisis económica, financiera y administrativa de la Municipalidad de Balcarce. Según Artículo 4º de la ordenanza, se expresan los pasos a seguir respecto a las  deudas provenientes de proveedores que no se encuentran en gestión judicial. “La operatoria de revisión es ejecutada por la Comisión de Regularización de Deuda, conformada según el decreto municipal Nº 874 que se constituyó al efecto de realizar el correspondiente dictamen para verificar cada caso”, se indica. “La Comisión de Regularización de deudas ha fiscalizado, verificado y controlado los legajos presentados por los proveedores, cumpliendo con lo dispuesto en la ordenanza, por lo que han analizado  los comprobantes presentados, verificado el acto administrativo realizado al respecto   y aprobado la verosimilitud, viabilidad y certeza de la deuda reclamada.

Coment� la nota