Multiplicar las voces para captar el favor de los vecinos

Multiplicar las voces para captar el favor de los vecinos
A tono con los tiempos que corren, los partidos políticos han sumado nuevas formas de comunicar y hacer llegar su propuesta a los electores. EL CIVISMO te invita a hacer un repaso por las novedades que mostró la presente campaña electoral.
Adaptarse o quedarse en el camino. Tal el lema que propone una sociedad cuyos avances tecnológicos avanzan a toda marcha. Y las campañas políticas, por supuesto, no son la excepción. En sintonía con las nuevas posibilidades de comunicación, a las tradicionales formas de llegar al electorado -afiches, volantes y pasacalles- se han sumado nuevos soportes y plataformas que han demostrado su eficacia a la hora de transmitir propuestas y difundir mensajes. De tal modo, los encargados de prensa de los distintos candidatos que aspiran a gobernar nuestra ciudad a partir de 2011, han echado mano de las cuentas de facebook, twitter y portales digitales, sin menospreciar la visibilidad de los baners, las gigantografías o la irresistible compulsión de las clásicas calcomanías.

Graciela Rosso, Miguel Prince, Ariel Notta y María Inés Fernández son algunos de los candidatos que cuentan con su propio portal digital, donde informan a sus seguidores sobre las alternativas de la campaña y los proyectos que tienen en carpeta. Ariel Giacoia, si bien no tiene página propia, cuenta con la de su espacio político, el Partido Socialista. Facebook, casi sin excepción, ha sido el producto estrella de las denominadas redes sociales, utilizado por los candidatos para sumar amigos, dejar comentarios, señalar preferencias, difundir noticias y compartir imágenes de los actos de campaña. La plataforma Twitter, su prima hermana, menos popular pero de creciente implantación, ha incrementado su volumen con las cuentas de Ariel Notta, Miguel Prince, Pablo Tonini, Graciela Rosso, Ariel Giacoia y Claudio Nazar. Todos los precandidatos han disciplinado su capacidad de síntesis para comunicar en tan solo 140 caracteres.

Los afiches, no obstante, no han pasado de moda. Siguen mostrándose eficaces a la hora de conquistar el espacio público, poniendo en jaque las paredes de la ciudad y comprometiendo seriamente la limpieza de las calles. Paredones, postes de luz, carteles de señalización vial, cualquier superficie parece ser pasible de lucir uno, y es en ese campo donde se libran las batallas más feroces entre los distintas fuerzas políticas, dibujando una secuencia que recuerda a ciertos capítulos de la Pantera Rosa. Los pasacalles parecen haber caído en desgracia, aunque no faltaron a la cita. Cristian Bogetti, Oscar Luciani, Pablo Tonini, Graciela Rosso, Ariel Notta y Miguel Prince, entre otros, los utilizaron. Proyecto Sur, con menor presupuesto, decidió estampar su nómina de candidatos en los cordones de las principales esquinas y Daniel Salvatto, en un gesto de economía, optó por estacionar una camioneta en una esquina y entregar al cuidacoches una buena propina.

Las canciones de campaña son un tema aparte. Cada precandidato eligió la suya, suponemos, en la medida que puede representar el espíritu de su propuesta. El nombre de Oscar Luciani resonó detrás de un tema de Vicentico, el de Graciela Rosso se recortó entre las estrofas del corte de Abel Pintos que interpreta el cantante local Andrés Caporales y Ariel Notta unió su propuesta a una celebrada canción de Papo. Algunos incluso fueron más lejos y encargaron composiciones propias, como Miguel Prince, con su cumbia "Miguel Prince se siente", y Pablo Tonini con su cuartetazo "Pablo Tonini intendente". El ex intendente también hizo circular calcomanías con el símbolo elegido para la campaña y emplazó una gigantografía en la esquina de Mariano Moreno y Mitre. Raúl Suescun, por su parte, no le fue a la zaga y estampó su rostro en la puerta del local partidario de la Coalición Cívica. Los baners esquineros, esos que se ven cuando uno va manejando o se detiene en un semáforo, mostraron los rostros de Cristian Bogetti, Graciela Rosso y Miguel Prince. René Ferré, Rodolfo Socolovsky y Diego Hormachea propusieron charlas con referentes de sus espacios políticos y ningún precandidato se privó, con mayor o menor despliegue, de convocar a los medios para presentar sus listas. Un párrafo aparte merece la tradicional esquina de San Martín y Colón, donde la continuidad de mesitas desplegables para consultar padrones le dio la estampa de una feria electoral.

Llamados telefónicos, caminatas, reparto de volantes, caravanas. Visitas a distintas instituciones del distrito, globos de colores, pintadas en las paredes, spots radiales y televisivos. El color de las campañas sumó nuevos matices y después del 14 de agosto, finalmente, con el veredicto de las urnas en la mano, llegará el momento de analizar resultados y medir su eficacia.

Coment� la nota