Mons. D’Annibale, preocupado por los profesionales de la salud

El obispo de Río Gallegos, monseñor Miguel Ángel D’Annibale se reunió el pasado lunes 30 de junio con profesionales y trabajadores de la salud. El prelado presentó las Orientaciones Pastorales “Vida” y “Compromiso Social” asumidas en la Asamblea Diocesana de 2012. Al mismo tiempo, se interiorizó sobre la situación de los trabajadores.

El obispo de Río Gallegos, monseñor Miguel Ángel D’Annibale, junto con el capellán del Hospital Regional, presbítero Fabián Videla, y los equipos diocesanos de Pastoral Social y de Pastoral de la Salud, se reunió el pasado lunes 30 de junio con profesionales y trabajadores de la salud.

El prelado recibió en el obispado local a referentes de los gremios ATSA, ATE, APAP y Aprosa, a quienes presentó las Orientaciones Pastorales “Vida” y “Compromiso Social” asumidas en la Asamblea Diocesana de 2012. Al mismo tiempo, se interiorizó sobre la situación de los trabajadores.

Al comienzo del encuentro se leyó un fragmento de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, del papa Francisco. Siguiendo esas pautas, se invitó a abordar la temática compartiendo las fortalezas y las debilidades del sistema sanitario provincial.

A pesar de ser los presentes un grupo diverso, lo expuesto fue coincidente. Se destacó que la mayor fortaleza del sistema de salud son las personas que en él trabajan, el aporte humano que lo mantiene en funcionamiento. Se advirtió que la debilidad es la ausencia de una planificación que establezca prioridades y por ende la inexistencia de una política de salud provincial.

Los participantes comentaron al obispo y a los equipos pastorales la falta de articulación entre los sistemas de salud de la Nación, las provincias y privados. También advirtieron la falta de estadísticas reales, el éxodo a gran escala de profesionales, comprometiendo seriamente el funcionamiento y atención de los enfermos.

Los referentes del gremio sanitario valoraron la inversión en equipos e instrumental, pero observaron que falta capacitar al personal para su uso. La falta de insumos, como en otras partes del país, sigue siendo un tema de preocupación, que pone en riesgo la praxis médica y la vida de los pacientes.

Sobre el final de la reunión todos los presentes coincidieron en la importancia de encontrarse y dialogar para buscar soluciones en conjunto.

Monseñor D’Annibale se comprometió a replicar estos encuentros en las distintas localidades de la diócesis durante sus periódicas visitas pastorales, a fin de generar espacios de diálogo y escucha, como así también pensar juntos alternativas de solución, dado que la salud es un tema de vital importancia para el desarrollo de los habitantes de las dos provincias.

Coment� la nota