En medio de un aumento de delitos, hay marcadas diferencias entre el secretario y subsecretario de Seguridad Municipal

En medio de un aumento de delitos, hay marcadas diferencias entre el secretario y subsecretario de Seguridad Municipal

Darío Oroquieta y Gustavo Jara mantuvieron una tensa discusión que terminó con una relación de años cerca de quebrarse. Existen discrepancias por las metodologías prácticas y políticas en el marco de un contexto delictivo que va en alza.

El incremento de hechos delictivos en Mar del Plata genera que esté cerca de quebrarse la relación entre el secretario de Seguridad Municipal, Darío Oroquieta y su subsecretario, Gustavo Jara. Se trata de dos funcionarios que se conocen hace años y que tienen un reciente pasado como miembros del Ministerio de Seguridad de la Nación, uno representando a la exministra Patricia Bullrich y otro con el exsecretario, Eugenio Burzaco.

Existen diferencias en las metodologías prácticas y políticas para afrontar este presente hostil en materia de seguridad. Y esas discrepancias fueron planteadas en una reunión que mantuvieron en las últimas horas. No hubo puntos de coincidencia y preocupa en la Municipalidad el avance de ese vínculo, que desnuda una interna de Juntos por el Cambio a nivel nacional en el Ministerio de Seguridad.

Oroquieta asumió un papel protagónico, adoptando distintas medidas que “no fueron del todo consensuadas”, motivo por el cual hay enojo por parte de Jara y su entorno ya que “no se siente parte de las políticas que se están realizando”. “Hay varias ideas de cómo encarar este momento y no se ha podido lograr esa misma sintonía entre sí”, indicaron fuentes consultadas por Loquepasa.net.

Comentá la nota