En marzo, el salario real cayó 2,3% y revirtió los rebotes de enero y febrero

En marzo, el salario real cayó 2,3% y revirtió los rebotes de enero y febrero

Tras los aumentos por sumas fijas y en el inicio de la cuarentena, el poder adquisitivo volvió a la baja. Para abril y mayo, se esperan fuertes retrocesos de la mano de los acuerdos de suspensiones con recortes salariales

En el inicio de la coronacrisis y una vez pasado el efecto del aumento por suma fija de $4.000 en dos cuotas, el salario real interrumpió su recuperación en marzo con una caída mensual del 2,3% para el sector formal. Así se desprende del índice de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) que elabora mensualmente la Secretaría de Seguridad Social.

El Ripte, que comprende al universo de asalariados registrados, subió en términos nominales 0,9% en el tercer mes y alcanzó los $56.872 brutos. El alza fue mucho menor al 7,1% de enero y al 6,2% de febrero, que habían sido impulsados por las subas decretadas por el Ejecutivo, y contrastó con una inflación que marcó 3,3% en marzo.

Así, el poder adquisitivo registró una caída interanual del 1,4% y se mantenía 11,7% debajo del nivel de marzo de 2018.

El dato es más que preocupante y anticipa una dinámica más aguda para abril y mayo, cuando comenzaron a plasmarse los acuerdos de suspensiones con rebajas salariales de alrededor del 25% en distintos gremios. Por fuera de los asalariados, la situación es incluso peor ya que muchos cuentapropistas formales e informales dejaron percibir ingresos ante el aislamiento obligatorio y sólo tuvieron acceso al ingreso familiar de emergencia de $10.000. Un cuadro que anticipa una nueva escalada de la pobreza.

Comentá la nota