Liberaron al ex manager del grupo Callejeros, Diego Argañaraz

Recuperó la libertad tras haber cumplido las dos terceras partes de su condena a cinco años de prisión por la tragedia de Cromañón, ocurrida en diciembre de 2004 y en la que murieron 194 personas.

Fuentes judiciales informaron hoy a Télam que la medida fue dispuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 24 y se basó en el tiempo que Argañaraz pasó en prisión, lo que le permite acceder a la libertad condicional.

De esta manera, el caso por la peor tragedia por causas no naturales de Argentina tiene a todos los imputados en libertad, excepto un jefe policial por el supuesto pedido de coimas a los dueños del boliche para dejarlo funcionar.

Argañaraz se presentó en la sede del TOC para firmar el acta que le impone determinadas condiciones para acceder al beneficio y en las últimas horas salió del penal de Ezeiza.

Seguidores del grupo Callejeros se expresaron a favor del ex manager de la banda en las redes sociales.

En 2009, el tribunal oral había condenado a Argañaraz a 18 años de cárcel por el delito de "estrago doloso en concurso con cohecho activo", pero el imputado no había sido detenido entonces.

En 2012, la sala III de la Cámara de Casación Penal consideró que se había tratado de un delito culposo, es decir sin intención, y le bajó la pena a cinco años.

No obstante, como Argañaraz solamente había estado detenido 15 días luego del incendio en Cromañón, fue enviado a prisión en diciembre de 2012, por lo que actualmente llevaba casi dos años y nueve meses detenido.

Con la liberación del ex manager de la banda, el único preso que tiene por el momento la causa es el ex subcomisario Carlos Díaz, quien está condenado a 8 años de cárcel porque como segundo jefe de la seccional 7ma permitía el funcionamiento del local bailable, presuntamente a cambio de una coima.

En tanto, permanecen en libertad el ex líder de Callejeros, Patricio Santos Fontanet, condenado a 7 años de prisión, y sus ex integrantes: el saxofonista Juan Alberto Carbone, el bajista Cristian Torrejón y los guitarristas Maximiliano Djerfy y Elio Delgado, condenados a 5 años.

El escenógrafo Daniel Cardell, en tanto, recibió 3 años de cárcel y no está detenido, mientras que el baterista Eduardo Vásquez recibió seis años en esta causa, pero cumple prisión perpetua por el crimen de su esposa, Wanda Taddei.

Los otros condenados que tampoco están presos son Fabiana Fiszbin, ex subsecretaria de Control Comunal del gobierno porteño, Ana Marí­a Fernández, ex directora de Fiscalización y Control y el ex director adjunto de esa area, Gustavo Torres.

Fiszbin fue condenada a cuatro años de prisión, Fernández a tres años y medio y Torres a tres años y nueve meses.

El ex gerenciador de Cromañón, Omar Chabán, habí­a sido condenado a 10 años de prisión pero murió el 17 de noviembre del año pasado, mientras que su mano derecha, Raúl Villareal, está condenado a 6 años de cárcel y también se encuentra en libertad.

Para los próximos días, se espera que Casación se vuelva a pronunciar acerca de las condenas dictadas a los miembros de la banda y a los ex funcionarios, luego de que la Corte Suprema de Justicia considerara que tienen derecho a un "doble conforme".

Es que en el juicio oral, habían sido absueltos y la única condena en su contra es la que impuso el máximo tribunal penal de la Nación.

La tragedia ocurrió la noche del 30 de diciembre del 2004 cuando comenzaba el recital del grupo de rock Callejeros en el boliche Cromañón, ubicado en Bartolomé Mitre, entre Ecuador y Jean Jaures, en la zona de Once.

Mientras se entonaban los acordes del primer tema, decenas de jóvenes encendieron bengalas y pirotecnia denominada "tres tiros" que provocaron un incendio en la media sombra que recubría el techo del local, lo que generó un humo tóxico que terminó con la vida de 194 personas.

Coment� la nota