Laboratorio suizo invierte en centro local de diagnósticos clínicos

Laboratorio suizo invierte en centro local de diagnósticos clínicos

Con una inversión de u$s 5 millones en equipamiento, Roche Diagnóstica y su socio local Lab Medicina inauguraron una planta de procesamiento de muestras

En una apuesta al crecimiento del mercado local de diagnóstico in vitro (IVD, por sus siglas en inglés), la división Diagnóstica del laboratorio suizo Roche se asoció a Lab Medicina para automatizar su planta de análisis clínicos.

La inversión fue de u$s 3 millones en equipamiento por parte del laboratorio suizo y unos u$s 2 millones adicionales aportados por Lab Medicina para la reconversión de su edificio, en el barrio porteño de Paternal, y la implementación de metodología japonesa Lean en sus procesos.

PUBLICIDAD 

“Cerca del 70% de las decisiones médicas se toman en base a un resultado de laboratorio, y si bien en Argentina no hay datos oficiales, hoy se invierte en este sector menos del 2% del presupuesto en salud. Es un mercado que debe crecer, para cubrir necesidades de prevención y tratamiento”, destacó Ramiro Pena Requejo, director de Marketing de Roche Diagnóstica Argentina.

Su socio local, Lab Medicina, es una pyme familiar fundada hace 40 años como laboratorio de análisis endocrinológicos, que fue creciendo hasta convertirse en centro de referencia para otros laboratorios y para compañías farmacéuticas que realizan ensayos clínicos en el país.

“Hoy procesamos más de 22.000 muestras diarias, de pacientes que se acercan a nuestros centros, o a cualquiera de los 500 laboratorios en todo país que nos confían sus muestras”, comentó Lucas Baskin, director general de Lab Medicina. “El 80% obtiene el resultado en el día, por mail o entrando a nuestra web”, destacó.

Entre los estudios que se realizan en su renovada planta se cuentan: análisis clínicos de alta y baja complejidad, estudios de bioequivalencia y bioseguridad para la industria farmacéutica, estudios de diagnóstico molecular y genético, entre otros.

“Esta inversión conjunta se decidió en 2015 y nos llevó tres años concretar porque primero debimos encontrar el lugar, acordar con Roche la renovación de los equipos y realizar toda la obra de reconversión de un galpón en una moderna planta que cumple con condiciones de seguridad y tiene un esquema de eficiencia Lean. Todo está dispuesto para generar la mayor eficiencia en el menor espacio”, detalló.

“La automatización nos permite ganar escala: procesar más muestras y más rápido”, sostuvo Baskin. Desde que llegan las muestras en nuestras camionetas hasta que sale el diagnóstico en forma de reporte digital, hay muy poca intervención humana. Un brazo robótico toma los tubos de ensayo, verifica si hay cantidad de sangre suficiente para hacer los análisis, y los coloca en una cinta magnética que los lleva a una máquina de screening. Los técnicos laboratoristas sólo intervienen para controlar que no haya fallas en el proceso.

En cuanto a la logística, la firma cuenta con 11 camionetas propias y personal capacitado para el transporte de muestras.

Coment� la nota