El laboratorio recuperado Farmacoop recibió el apoyo de Desarrollo para empezar a producir

El laboratorio recuperado Farmacoop recibió el apoyo de Desarrollo para empezar a producir

Los trabajadores y trabajadoras del ex Roux-Ocefa contaron con la visita de Emilio Pérsico y de Eduardo "Vasco" Murúa, de la secretaría de Economía Social.

Los trabajadores y trabajadoras del laboratorio recuperado Farmacoop (ex Roux-Ocefa) recibieron la visita de Emilio Pérsico, secretario de Economía Social del ministerio de Desarrollo, y de Eduardo “Vasco” Murúa, de la dirección de Empresas Recuperadas. Los funcionarios se comprometieron a seguir de cerca la actividad del laboratorio y a brindar el apoyo necesario para completar los trámites de habilitación que aún les impide producir.

Hace poco menos de un año y luego de tres años de lucha producto de un vaciamiento patronal, los trabajadores de la ex Roux-Ocefa consiguieron el aval de la Justicia para poder producir. Sin embargo, queda aún una traba burocrática en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

“Hicimos una recorrida por la planta productiva del laboratorio, donde mostramos a los funcionarios todo lo hecho por la cooperativa para reconstruir una planta que había quedado deteriorada, luego de tres años de vaciamiento patronal. El Secretario (Pérsico) se mostró sorprendido por ese trabajo y se comprometió a seguir de cerca el proceso que estamos llevando adelante”, contó a Tiempo Bruno di Mauro, presidente de la cooperativa.

“Sabemos que más allá de la ayuda que nosotros podamos dar, los trabajadores son capaces de hacer grandes cosas con muy poco, les tiran un escarbadientes y construyen una casa, y ustedes son un ejemplo de eso”, apuntó Pérsico, quien se comprometió a llevar el mensaje acerca de la necesidad del laboratorio de empezar a trabajar lo antes posible.

En el marco de la visita, los trabajadores acercaron la posibilidad de trabajar en conjunto con el Estado, “para producir y explotar medicamentos que son propiedad de la empresa y que no los está haciendo ningún otro laboratorio” como el Nuribán pediátrico o las sales de rehidratación oral pediátricas, “que son medicamentos muertos hoy en día en el mercado”, contó Di Mauro.

Por su parte, el Vasco Murúa analizó: “El Gobierno anterior nos discriminaba por no confiar en que los trabajadores y trabajadoras pudieran llevar adelante una empresa así, pero nosotros estamos en condiciones de hacerlo y vamos a hacerlo con el mayor compromiso y responsabilidad”

Edith Pereyra, trabajadora y referente de Farmacoop, aseguró que “estamos listos para empezar a trabajar, necesitamos un poquito de ayuda para que sea lo más rápido posible”, mientras que su compañera Alicia Vasallo destacó: “Levantamos esto con nuestras propias manos. No le tenemos miedo al trabajo y necesitamos empezar a trabajar para demostrar que somos capaces de manejar este laboratorio”.

Comentá la nota