El Intendente posadeño terminará su mandato dejando al municipio con una deuda de 100 millones de pesos

El Intendente posadeño terminará su mandato dejando al municipio con una deuda de 100 millones de pesos

POSADAS. El jueves, la Unión de Trabajadores Municipales de Misiones (Utrammi) realizará una presentación formal por el incumplimiento de la Ley Nacional de Blanqueo de los Pagos con Ticket Canasta, que el intendente Orlando Franco viene incumpliendo desde el año 2009 y ha generado una deuda del orden de los 100 millones de pesos con los empleados de Posadas.

La alarmante situación municipal fue adelantada por los dirigentes sindicales de Utrammi, Amado Bareiro y Carlos Ortellado, quienes denunciaron haber descubierto un decreto de Franco para la suspensión del blanqueo, que, además de ser inconstitucional, habría sido una medida negociada con la dirigencia del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Posadas (Soemp).

Los sindicalistas dieron a conocer una gran cantidad de demandas judiciales de los empleados, que han perdido aportes y sumas remunerativas con la decisión del alcalde renovador Orlando Franco, de suspender el proceso de blanqueo de los tickets. Sin embargo, según una Ley nacional sancionada, se debe blanquear por bimestre, un 10% de los pagos en esta modalidad.

“Gracias a la denuncia que planteamos por este medio, logramos que el planteo tenga validez”, comentó Ortellado, quien consideró que la maniobra de Franco constituye un “incumplimiento de deberes del funcionario público” y un “acto de corrupción”. Al respecto, el dirigente recordó que la norma nacional para que las sumas pagadas en tickets canasta, vayan blanqueándose en un 10% bimestral, se comenzó a aplicar en Agosto de 2008, pero en 2009, por un extraño convenio con la dirigencia del Soemp, llegan a un acuerdo para suspender su cumplimiento.

“Hoy descubrimos en una reunión con la señora Magdalena Solari (presidenta del Concejo Deliberante posadeño) y Julio Vivero (edil renovador) que había un convenio de Agosto del 2009, para dejar de aplicar la ley, con el secretario general del Soemp, José López”, denunció el sindicalista, cargando contra el sindicalista que respondía al partido gobernante.

“Judicialmente, el decreto (de Franco) es arbitrario e inconstitucional”, añadió Ortellado, al tiempo que pidió a los empleados, reclamar “la medida indemnizatoria” originada por la falta de blanqueo, alcanza los “14 mil pesos (por cada empleado municipal) por los años en los que no aplicaron la ley” –el pago en negro de los tickets afecta a los aportes y a los aguinaldos.

“Esto es una deuda de más de 100 millones de pesos del municipio (dinero) que no llegó al bolsillo de los trabajadores”, sentenció Ortellado. Por su parte, Bareiro admitió: “Sabemos que en un pago va a ser imposible, pero pedimos seis cuotas. Franco va a dejar la intendencia en Diciembre y queremos que él resuelva esto”, consideró en defensa de la propuesta de un pago de seis cuotas hasta saldar lo adeudado.

Asimismo, Bareiro señaló que en 2009, siendo delegado, desconocía del convenio entre López y Franco, que se habría concretado a espaldas de los trabajadores municipales. Retomando la palabra, Ortellado cargó contra el exintendente Jorge Brignole, quien se postula para volver al cargo, pero dejó el municipio con deudas que aún no se han resuelto, según el sindicalista.

Coment� la nota