En Huaycama también apuntan contra Dusso por la falta de obras

En Huaycama también apuntan contra Dusso por la falta de obras

Los vecinos piden que se hagan trabajos sobre el puente, que está al borde de volver a desprenderse.

Luego de que días atrás los vecinos de El Portezuelo (Valle Viejo) se unieran para reclamar por las obras necesarias en el río Paclín para evitar nuevas inundaciones, sus pares de Huaycama advirtieron que también se deben hacer obras allí para evitar problemas en la época de lluvias que comenzará en diciembre. Así señalaron que los terraplenes de aproximación al puente de hierro que pasa sobre el río siguen siendo muy precarios, por lo que temen quedar aislados una vez más.

Ese puente había sido pedido en 2015 desde que la creciente arrasó con campos y el badén que conectaba a Santa Cruz con Huaycama. Tras varios meses de reclamos, gestiones y promesas fue inaugurado en febrero de 2017. Sin embargo solo 40 días después con la creciente de fines de marzo de este año, el agua del río arrasó con las losas de aproximación. Como el agua también destruyó el puente de la ruta provincial Nº 33, rápidamente se repararon esas losas aunque de forma precaria. Funcionarios aseguraron que lo que se hacía era intentar dar paso, y que cuando el río baje su caudal, se harían los trabajos necesarios.

Sin embargo a 8 meses de ello, nada se hizo. Ante la inminente época de lluvias, los vecinos piden soluciones urgentes. Ariel Tapia, uno de los afectados, comentó que la semana pasada se comunicó con el ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso, y este prometió darles una respuesta aunque luego no les contestó más.

“Después de la creciente de marzo no se hizo nada más, todavía está el relleno de ripio y tierra que dejaron aquella vez. Y el paso de camiones de la municipalidad que van y vienen cargados de material de las canteras, y el de los colectivos hacen que las márgenes estén muy deterioradas”, lamentó.

También acusaron que se quitaron los guardarrailes para volver a colocarlos después pero nunca regresaron. Los vecinos acusaron que con una nueva crecida quedarían aislados debido a que el paso para la ruta 33 que se hacía por una finca privada está cerrado. En esa línea explicaron que la crecida del río “comió” 40 metros del camino, y por eso pidieron que se lo encauce de inmediato.

esaltaron que ahora se podría trabajar en el río porque este no lleva agua. Además con la crecida se volverían a quedar sin agua de riego, algo fundamental para los pobladores de Huaycama ya que el 80% vive de la siembra. Es que una situación similar ya ocurrió en 2015 con la crecida del río y donde los pobladores estuvieron varios días sin agua de riego.

“Los rellenos tienen tierras, ya hay huecos grandes. A la mínima humedad eso se va a asentar y el puente quedará en el medio como la otra vez. Ese es nuestro temor”, comentó Tapia.

A su vez recordaron la importancia del puente ya que cuando se dañó el puente de la ruta Nº 33 el único paso hacia la Capital era por Huaycama. 

En ese sentido advirtieron que una nueva crecida afectaría también los trabajos que se hicieron en el río a la altura del puente de la 33, ya que todo es provisorio.

También indicaron que los postes del tendido eléctrico están muy cerca de las barrancas por lo que temen que el río también los deje sin energía eléctrica. Por este malestar de los vecinos analizan también manifestarse con cortes de ruta como ya lo hicieron anteriormente para conseguir el puente.

Coment� la nota