De esto no se habla…La malnutrición y sus alarmantes cifras en Mar del Plata y Batán

Durante los meses de abril y mayo pasados, desde la organización social Barrios de Pie en conjunto con el Instituto de Investigación ISEPCI (Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana), se ha dado continuidad al relevamiento del Indicador barrial de Situacion  Nutricional (BSN)  que se realiza dos veces por año en distintos barrios de Mar del Plata y Batán.

A continuación se presenta una síntesis de los resultados del primer semestre de 2018:

La información procesada y sistematizada a la fecha describe la situación nutricional de 1090 niños, niñas y adolescentes de 0 a 19 años, relevados por los/as promotores/as de salud capacitados/as en el manejo de técnicas antropométricas en 27 barrios de las localidades de Mar del Plata y Batán. Se trata de niños y adolescentes que asisten a merenderos, comedores y espacios comunitarios, ubicados en barrios en situación de alta vulnerabilidad socio-sanitaria, cuyos padres en su mayoría son titulares de programas sociales con transferencia de ingresos, trabajadores/as no registrados o de la economía popular.En el primer semestre de 2017 la población relevada en barrios de similares características alcanzó a 749 niños/as y adolescentes, lo que en la comparación interanual implica un incremento de casi el 50%, manifestación del continuo aumento de la concurrencia de familias, a los comedores y merenderos comunitarios de los barrios populares, que no pueden cubrir los requerimientos nutricionales de sus hijos e hijas.

Para un total de 122 lactantes de 0 a 2 años, el 25,41% (31 n), presentan malnutrición, lo que da cuenta que estarían recibiendo una alimentación inadecuada: por déficit 4,10% de bajo peso, mientras que los indicadores por exceso presentan un 7,38% de sobrepeso y 13,93% de obesidad. Uno de cuatro lactantes presenta alguna forma de malnutrición.

Sobre un total de 968 niños, niñas y adolescentes de 2 a 19 años, sin discriminar grupo etario, en este primer semestre de 2018, el 47,73%, se encuentran en alguna de las variantes de malnutrición, destacando la preeminencia de los indicadores por exceso: sobrepeso 24,07%  y obesidad 22,52% mientras que en bajo peso encontramos un 1,14% del total. Hay un progresivo agravamiento de la situación alimenticia, arrojando que casi 5 de cada 10 niños/as y adolescentes relevados/as padecen malnutrición.

Discriminados por franja etaria se observan algunas situaciones diferentes:

– En la primera infancia, de 2 a 6 años, el 45,40%, está afectado por algunas de las variantes de malnutrición. Aparece un 1,15% bajo peso, 22,41% de sobrepeso, 21,84% de obesidad.

– En la segunda infancia, de 6 a 10 años, de un total de 273 niños/as, presentan malnutrición el 56,78%. Aparece un 0,73% en bajo peso, 24,54% de sobrepeso, 31,50% de obesidad. Se ubican en riesgo de bajo peso el 1,47% de los niños/as. En esta franja se da un importante aumento de la malnutrición: de 43,69% en 2017, a un 56,78% en el presente año, produciéndose los mayores incrementos en obesidad (de 24,23 al 31,50%) y en sobrepeso (18,43 a 24,54%). Esta situación es altamente preocupante si se tiene en cuenta que esto se produce entre los niños y niñas en edad escolar que reciben por lo menos una comida y/o una merienda diaria en los comedores escolares, lo que no estaría aportando la alimentación necesaria para una dieta adecuada.

– En el grupo de 10 a 19 años, de un total de 347 adolescentes presentan malnutrición el 42,94%. Aparece un 1,44% bajo peso, 25,36% de sobrepeso, 16,14% de obesidad. Se ubican en riesgo de bajo peso el 2,31%. Al igual que en la segunda infancia, aquí los incrementos de los niveles de malnutrición son muy importantes, pasando del 33,34% al 42,94% en el último año, siendo muy preocupantes los aumentos en las de obesidad (13,23 al 16,14%) y sobrepeso (de 17,46 a 25,36%).

Coment� la nota