Los empresarios esperan señales “sensatas” de los ganadores para bajar la incertidumbre

Los empresarios esperan señales “sensatas” de los ganadores para bajar la incertidumbre

Hay expectativa por la apertura de los mercados. Creen que Alberto F. debe dar señales claras. Sostienen que el Gobierno tiene herramientas para actuar y evitar que se descontrole el tipo de cambio.

Los que fueron autoridades de mesa enviaron selfies, otros preguntaban por los boca de urna, pero ninguno compartió los datos en el whatsapp Nuestra Voz, que congrega a 256 empresarios de primera línea. Ayer se llamaron a silencio en una jornada electoral dominada por dos misterios, las cifras finales y el tono del discurso del ganador, Alberto Fernández.

“Somos una compañía global, estamos acostumbrados y sabemos cómo manejarnos en escenarios complejos e inciertos”, deslizó el CEO de una industria líder que a renglón seguido admitió que esos escenarios son costosos en términos de inversiones y empleos.

-¿Qué esperan entonces de acá a octubre?, insistió Clarín.

-Un discurso sensato de parte de la oposición que tranquilice. Además, el FMI ayudó para que Argentina no se desmorone y por lo tanto el Gobierno tiene herramientas también para tranquilizar cualquier movimiento adverso de los mercados. La pax cambiaria es esencial, respondió el ejecutivo solicitando el anonimato.

Idéntica percepción deslizaron en una alimenticia líder. “Es clave que no se descontrole el dólar. Caso contrario, la incertidumbre será total”, resumieron. Martín Cabrales, de la compañía de café que lleva su apellido, dijo que su atención está puesta en la estabilidad y que sigue bregando por menores tasas e impuestos para desahogar la producción. En una consultora señalaron, a juzgar por las inquietudes de sus clientes, que la mayor preocupación empresaria es la tasa de actividad.

Coincidió la CEO de una pyme metalúrgica, que pidió no ser mencionada. “Entiendo la delicada situación fiscal y el rol que cumplen las tasas altas para contener el dólar, pero nosotros no tenemos plata para invertir, estamos en una delicada posición defensiva desde hace meses”, afirmó preocupada por los convenios laborales “del siglo pasado”.

“Cabe esperar que los lineamientos de política económica a aplicar a partir del 10 de diciembre adquieran mayor nitidez. A priori, el mundo no le promete demasiado a la próxima gestión, a juzgar por el crescendo de la pulseada entre Estados Unidos y China, ahora con foco en la cuestión cambiaria. Pero comparado con 2015, la economía avanzó en temas complejos, como la fuerte reducción del déficit fiscal y de la corrección de las tarifas. En el lado del debe está la inflación, que podría cerrar el 2019 en un 40 % anual, aunque la actualización de las tarifas ya efectuada y un valor del tipo de cambio que ahora podría estar cerca del equilibrio, habrán de facilitar mucho las cosas para 2020”, señaló Jorge Vasconcelos, el economista jefe del Ieral.

-¿Y qué puede pasar con la deuda?

-La deuda pública se ha incrementado en forma significativa, hasta ubicarse algo por encima de 50% del PBI, computando acreedores privados y organismos internacionales. Pero este guarismo está en el promedio de los países emergentes. A su vez, el perfil de vencimientos es también manejable.

Esta semana en Rosario, la capital de la agroindustria, se reúnen convocados por IDEA ejecutivos y dueños de empresas. Un indicio del nuevo escenario es que uno de los directivos manifestó anoche que era“imprescindible” invitar a Alberto F.

Coment� la nota