Datos manipulados para hacer campaña

Datos manipulados para hacer campaña

Investigadores y ex funcionarios advirtieron que la baja de la mortalidad se viene registrando desde 1990. También explicaron que los datos anunciados no están consolidados.

Académicos y ex funcionarios de Salud de la gestión kirchnerista advirtieron que la gobernadora María Eugenia Vidal manipuló la presentación de los datos sobre mortalidad infantil, ajustándola a los tiempos de la campaña electoral. Por un lado, señalaron que la noticia fue anunciada como un suceso extraordinario cuando en realidad la mortalidad infantil viene bajando en 26 de los últimos 29 años. Otra de las objeciones es que la estadística dada a conocer aún no están consolidada, ya que falta que el Estado nacional establezca el número de los recién nacidos de la provincia de Buenos Aires que fallecieron tras ser trasladados a hospitales de la Capital Federal. En este sentido, advirtieron que no es de buena práctica en términos de información pública dar a conocer el registro sin haber hecho este clearing.

LEER MÁSA la expectativa de un acuerdo | Los contactos entre Alberto Fernández y Sergio Massa

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, anunció que la provincia tuvo en 2018 un índice de mortalidad infantil de 8,9 puntos por mil nacidos vivos, el más bajo en la historia en el distrito, aseguró. Para Vidal, la baja -que fue de 0,6 puntos respecto del año anterior- se debe a “políticas sostenidas e integradas” que le atribuyó a su propio gobierno.

“Siempre es una buena noticia que la mortalidad infantil baje, pero desde hace mucho que la mortalidad infantil todos los años tiende a la baja, salvo que haya desastres epidemiológicos –explicó el ex ministro de Salud Daniel Gollan–. El tema es con qué velocidad se va reduciendo. En este sentido, la caída dada a conocer por la gobernación es mucho menor de lo que se bajó en 2015, cuando tuvimos un descenso del 0,7 en la provincia y del 0,9 a nivel nacional. 2016 fue neutro. En 2017 y 2018 hubo reducción, pero a una velocidad menor de la que veníamos teniendo en 2015.”

Otro experto que advirtió sobre una interpretación forzada de los datos fue el investigador Roberto Salvarezza, ex titular del Conicet. “Vidal manipula las cifras sobre mortalidad infantil. Si se toma el período 2005 a 2015, la disminución en la provincia fue de 0,31 por ciento por año. Durante la gestión Macri, el descenso fue 0,33 por ciento anual. Es decir, se mantiene la misma evolución de los últimos años”, observó.

En la misma línea, el politólogo Andy Tow agregó que la baja en la mortalidad infantil es “un dato que es tendencia secular en casi todo el mundo y que en la provincia que gobierna (Vidal) se ha verificado en 26 de los últimos 29 años”. Tow lo graficó con un cuadro sobre la evolución de este indicador desde 1990 en el que se ve la nítida tendencia al descenso.

Gollan, que fue titular de la cartera de Salud durante el último año de la presidencia de Cristina Kirchner, remarcó, por otra parte, que “no es de buena práctica difundir registros no consolidados en términos de información pública”.

“Metodológicamente no corresponde. Nosotros siempre decimos que los números se consolidan cuando el Ministerio de Salud nacional establece de dónde son originarios los chicos que murieron en los hospitales de la ciudad de Buenos Aires; recién en ese momento se puede saber la cifra final de la cantidad de fallecidos nacidos en la provincia. Normalmente, la Nación daba a conocer el número en agosto, pero ahora, no sabemos por qué, lo está haciendo en diciembre de cada año vencido”. Para Gollan, hubo una necesidad de tipo electoral en la comunicación de la estadística no consolidada. “Tomaron la decisión de no esperar a diciembre; habrá considerado que para diciembre la estadística cierta ya no les servía.”

Coment� la nota