Es crítica la situación en Bolívar pero no hay 500 mil hectáreas bajo agua, ni tampoco sobre las rutas 226 y 65

Es crítica la situación en Bolívar pero no hay 500 mil hectáreas bajo agua, ni tampoco sobre las rutas 226 y 65

Este sábado estuvo el subsecretario de Infraestructura Hidráulica del ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, Rodrigo Silvosa. De la recorrida, además participaron, en distintos tramos, varios funcionarios del gabinete municipal y el presidente de la Sociedad Rural, Fernando Alzueta. Se ha desmentido mediante el envío de videos a nuestra redacción que el agua esté sobre la ruta nacional número 226

Si bien el panorama en Bolívar no es tan grave como se plantea en algunos medios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires e incluso se ha desmentido mediante el envío de videos a nuestra redacción que el agua esté sobre la ruta nacional número 226, en el cruce con la provincial 65, la crítica situación por el avance de las aguas ha movilizado a las autoridades técnicas y políticas de la provincia, convocadas por los responsables de la conducción municipal e instituciones.

Este sábado estuvo el subsecretario de Infraestructura Hidráulica del ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, Rodrigo Silvosa. De la recorrida, además participaron, en distintos tramos, varios funcionarios del gabinete municipal y el presidente de la Sociedad Rural, Fernando Alzueta.

“Vinieron topógrafos que contratamos desde el municipio y máquinas y otras que envió Provincia, y empezamos a trabajar en el canal paralelo a la ruta provincial 65, que se ubica sobre la margen que va hacia Pehuajó”, dijo el intendente Bucca, al hacer un resúmen de lo actuado hasta el momento.

El mandatario comunal comentó al diario La Mañana que “es una situación muy compleja, he hablado con intendente vecinos, con Néstor Alvarez (Guaminí), Alejandro Acerbo (Daireaux), Jorge Cortés (Henderson) y están todos complicados. Ahora se complicaron Trenque Launque, Pila, Castelli. Se está viviendo una situación hídrica en la provincia que es terrible, a nosotros en tres meses nos llovieron 600 milímetros, eso saturó las napas, y todo lo que vino después generó un desborde absoluto. Está claro que hay deficiencia de obras de infraestructura de base, de obras hidráulicas que hay que concretar como la de la Cuenca del Salado, el plan maestro, y a partir de ahí empezar a incorporar a Bolívar en ese contexto; pero eso ya es un trabajo de mediano y largo plazo, no para este momento, ahora es para esto que estamos haciendo, que creo que viene bien”.

Sobre el apoyo recibido desde la provincia, Bucca reconoció que “estamos muy bien, en permanente contacto, le estoy pidiendo una audiencia a la gobernadora para charlar estos temas y también estuve en contacto con Nación porque tengo que gestionar los recursos que se necesitan para afrontar todas estas obras de emergencia que hoy salen del municipio”.

Coment� la nota