La crisis aprieta y el interior pide más

La crisis aprieta y el interior pide más

Los intendentes PJ de tierra adentro se quejan por la falta de recursos para afrontar los pedidos de ayuda directa por parte de los vecinos. Solicitaron a la Provincia engrosar el Fondo de Fortalecimiento Social. La respuesta de la administración Vidal.

En el interior de la Provincia, también se sufre la crisis, y mucho. Si bien los in-tendentes, tanto opositores como oficialistas, entienden que la prioridad es el Conurbano, destacan que los recursos para hacerle frente a la situación, ya no alcanzan. Los tarifazos, la caída del empleo y la inflación superaron los cálculos previos y el dinero de la caja de Desarrollo Social se va mucho más rápido que lo habitual. Por eso, la necesidad de golpearle la puerta a María Eugenia Vidal. 

“Cuando la Gobernadora anunció las medidas destinadas para paliar la crisis opiné que eran inicuas para nuestros municipios; el aumento en las asignaciones y jubilaciones significa muy poco. Lo que necesitamos es engrosar el Fondo de Fortalecimiento Social. En nuestro caso, por ejemplo, la Provincia nos da 60 mil pesos por mes, 

y yo estoy poniendo 400 mil pesos más”, comenta ante La Tecla el jefe comunal de Gonzales Chaves, Marcelo Santillán. 

Un sinónimo de “engrosar” sería “reasignar partidas”. Eso es lo que solicitaron los alcaldes en el mano a mano con el ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, y el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell. Quieren que dinero que sobra en otras áreas -por ejemplo, en el Instituto Cultural o en el Ministerio de Producción- vaya a parar a Desarrollo, más específicamente al Fondo de Fortalecimiento Social, y sea repartido igual que se hace hasta ahora.

“Si bien venimos trabajando bien con el Programa Más Vida, Envión y con la entrega de alimentos, necesitamos reforzar las ayudas directas. Lo que queremos es que la Provincia le reasigne partidas a Desarrollo Social, más asistencia para las comunas; a mí no me sirve reasignar partidas municipales. No tengo de dónde sacar la plata; nos quitaron el Fondo Sojero, el Fondo de Infra-estructura Municipal; está muy difícil la situación”, reniega el veinticinqueño Hernán Ralinqueo.

“La gente nos está bombardeando con ayuda directa para pagar la luz y el gas, alquileres, alimentos. Hay gente que deja de pagar el alquiler porque no le da para más y nos pide plata para comprar materiales y hacerse una piecita en la casa de los padres. Sería clave que Desarrollo tenga un mayor Presupuesto para distribuir”, relata Hugo Corvatta, de Saavedra, y agrega que “primero se acercaban a pedir los que no tenían laburo; después, los que hacían changas; y ahora, los que tienen trabajo y no llegan a fin de mes”. 

Sin embargo, pese a los reclamos, la respuesta de Provincia no fue del todo alentadora. “El Fondo de Fortalecimiento lo rinden los municipios al ministerio, y con esa rendición se trabaja el proyecto del año que viene. Lo que les planteamos es que si tienen que readecuar el uso que habían proyectado para este 2018 pueden cambiarlo. Por ejemplo: el dinero que estaba pautado para una capacitación de determinado te-ma pueden ahora destinarlo a un programa alimentario”, dice a La Tecla el ministro López Medrano. 

Y consultado específicamente por el pedido de los jefes comunales de reasignar partidas de otras áreas para apuntalar el Fondo de Fortalecimiento, el titular de la cartera se muestra con dudas, pero no estaría de acuerdo con esa iniciativa. “El Fondo es por ley, y esta es muy clara con respecto a los índices; habría que plantear una modificación en la Legislatura”, ex-presa López Medrano, y señala que “el dinero que se reparte no es poco, ya que la suma a repartir asciende a 1.200 millones de pesos”.

Así, el panorama que se avecina no es el más alentador. Los intendentes -tal como ellos indican- deberán seguir haciendo magia, es decir, arreglarse con lo que tienen 

y administrarlo de la mejor manera o, al menos, distinta. “El problema es que si me-temos demasiada mano, enseguida salta el Tribunal de Cuentas a joder”, afirma un mandamás radical, en estricto off. “Son todos pelotazos en contra, pagamos nosotros los platos rotos del desbarajuste nacional”, finaliza

Coment� la nota