Cornejo estuvo en Alvear y probó el acueducto Bowen-Canalejas

Cornejo estuvo en Alvear y probó el acueducto Bowen-Canalejas

El gobernador participó de las pruebas hidráulicas que se le realizaron al sistema que tiene un 90% de la obra ejecutada. Lo hizo en el marco de la previa a la Fiesta Nacional de la Ganadería y las Zonas Áridas.

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, participó este sábado de las pruebas hidráulicas del sistema del acueducto ganadero Bowen-Canalejas, en General Alvear. La obra representa una inversión superior a los $320 millones.

La obra, de más de 600 kilómetros de longitud, no sólo abastecerá de agua de calidad al ganado, además se prevé que mejore la productividad del sector en la zona, donde no existía hasta ahora una infraestructura semejante, con un crecimiento considerable de la receptividad de la tierra.

Este acueducto ganadero nace en dos puntos estratégicos de extracción de agua subterránea, mediante el uso de perforaciones y, de allí se conduce al reservorio de almacenamiento comunitario. Luego el agua es elevada a un tanque especial para presurizar el sistema y conducirlo por la red de tubería, abasteciendo a 5 grandes ramales (Los Huarpes, Corral de Lorca, Mora Norte, Mora Sur y Ruta Nacional 188), conjuntamente con otros 17 ramales secundarios.

Cornejo anunció esta obra en mayo de 2017. Fue unos de los temas de su discurso durante el tradicional almuerzo de la Fiesta de la Ganadería. Y este sábado durante el Día de Campo previo a la Fiesta Nacional de la Ganadería, que se extenderá desde el 8 al 12 de mayo, el mandatario abrió una válvula de prueba junto a funcionarios provinciales, municipales y del Departamento General de Irrigación. Fue en la entrada de La Mora, ruta 188, km 732.

Al dirigirse a los presentes, Cornejo expresó: “Esta obra nos da esperanza de futuro. Estamos tomando todas las medidas en el marco de un plan estratégico pensado, planificado, ejecutado sin cobardías, con liderazgo. Estamos sentando las bases para el desarrollo de muchas actividades económicas, como es la ganadería en particular. Nuestros vaivenes económicos nacionales, de todos los tiempos, nos obligan a pensar estratégicamente y a ejecutar territorialmente, con un Estado sano, y hoy en Mendoza tenemos un Estado más sano que el que yo recibí tres años y medio atrás”.

“Necesitamos de un sector privado que emprenda, que arriesgue, que tenga esperanza, pero también que tenga desafíos y proyectos. Que esté dispuesto a tomar riesgo y que pueda hacer su tarea. Y para eso hemos sentado bases. Recién ahora estamos en un principio de entendimiento y en un recomienzo”, dijo el mandatario.

Y agregó: “Los desafío a pensar ese futuro y actuar como actúan en sus fincas, en sus estancias, en sus lugares, en sus frigoríficos, como actúan en cada una de sus ocupaciones, con el desafío constante, mirando el vaso medio lleno, para no perderlo”.

“Creemos que diversificar la actividad productiva no es sólo implementar la actividad minera sino que además es agrandar lo que ya hacíamos, como mejorar y ampliar la ganadería y hacerla mejor. Es buscar las industrias del conocimiento y allí, los niños, los adolescentes y los jóvenes tienen mucho para hacer en el sistema educativo y en Alvear lo están haciendo. Pero necesitamos organizar bien el Estado, que es la única herramienta que tienen los sectores más pobres y la clase media y, fundamentalmente, los trabajadores y emprendedores, para dar el primer salto”, añadió.

“Quisimos que la comunidad de Mendoza vea que no se está tirando la plata en un acueducto sino que se la está utilizando para agrandar nuestra matriz productiva, para agrandar la ganadería en esta región y no tener que importar de otros lugares, como lo estamos haciendo en energía. En ese ámbito, vamos a tener un Potrerillos más, con los parques solares que se están terminando”, culminó.

La obra

El fin mayor de esta obra es contribuir de manera concreta al desarrollo productivo ganadero y a la mejora de las condiciones de vida en el secano del departamento de General Alvear, para el uso integral del territorio acorde con su potencialidad.

En el Día de Campo, se cruzaron los candidatos de la interna de Cambia Mendoza.

A cada campo le llegará el agua, mediante bornas especialmente diseñadas con sus respectivas válvulas, caudalímetros y demás instrumentos, a lo largo de los 600 kilómetros. Es decir que se extiende aproximadamente sobre el 65% de la superficie del departamento de General Alvear. Beneficia a un territorio de unas 950.000 hectáreas e incluye sobre todo a los distritos de Bowen y San Pedro del Atuel.

Esta obra beneficiará a más de 220 usuarios mediante 130 puntos de entrega.

Además, el Departamento General de Irrigación trabaja con el sector ganadero organizado para la formación de un consorcio de riego, dadas las características del acueducto. Por otra parte, no es casual que esta obra sea la primera en contemplar el complemento entre el área del secano y el área bajo riego, como una forma de crear y multiplicar posibilidades de crecimiento.

La empresa tiene plazo para terminarla hasta fin de año.

Coment� la nota