El consumo terminó 2019 con un desplome de 8,8%

El consumo terminó 2019 con un desplome de 8,8%

La demanda de los hogares registró 18 bajas consecutivas por el deterioro salarial

El consumo de los hogares terminó el 2019 con una contracción de 3,9% respecto a los niveles de diciembre del 2018. Si bien hubo un repunte de 2,6% respecto al mes anterior, en la comparación libre de estacionalidad, el año terminó con un empeoramiento del 8,8%. Mirada desde la demanda agregada, si hubo una dinámica que no logró encontrar piso y que colaboró en forma continuada para que el PBI cayera dos veces seguidas entre 2018 y 2019, esa fue la del consumo privado. De hecho, con la de diciembre, se registraron 18 bajas consecutivas en ese indicador.

Los datos corresponden al Indicador Mensual de Consumo (IMC) que publica todos los meses el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA). El IMC marcó 18 caídas interanuales consecutivas y acumuló una baja de 12,5% desde el momento en el que alcanzó su máximo, en enero del 2018, para la medición libre de estacionalidad.

El 2019 fue el peor año de toda la serie histórica para el IMC. Desde el 2002 que no se veía un año con tan pobre desempeño por el lado del consumo de los hogares. Pese al programa fiscal oficial, que busca generar una inyección en los ingresos más bajos, con mayor propensión al consumo, a partir de una mejora en la recaudación mediante una carga impositiva más grande en los de más ingresos, desde ITE-FGA sostuvieron que el 2020 encontrará restricciones para reactivar.

El informe publicado hoy sostuvo: "El 2019 cerró con una baja del consumo de 8,8% anual, el peor desempeño desde 2002. El panorama para el consumo en 2020 luce complicado, ante una inflación que se ubicó en torno a 4% mensual en el último trimestre y un mercado de trabajo con fuertes tensiones".

La elevada inflación fue la que explicó la contracción de 1,8% en el salario real durante noviembre. Esa baja ocurrió tan sólo en un mes, lo que resulta extraordinario es la diferencia del ingreso real en la comparación con octubre. Además, durante el período 2015-2019, la caída del salario real registrado privado fue de 17,7% y la del registrado público de 22,9%. No hay datos para los no registrados pero entre noviembre del 2016 y el mismo mes del 2019, el empeoramiento fue de 24,6% (ver página 4). Ese número no toma en cuenta la devaluación y el tarifazo de principios del 2016, lo que empeoraría el registro.

Pero además el desplome del consumo encuentra explicaciones por el lado del deterioro del empleo: no sólo los trabajadores percibieron sueldos en torno al 20% menores, sino que además entre noviembre del 2015 y el mismo mes del 2019 hubo 240.000 empleos registrados privados menos.

El informe del IMC detalló lo ocurrido en diciembre: "La venta de autos nacionales fue en el año cerca de la mitad que en 2018. El IVA Neto bajó un 7,9%. De acuerdo a CAME, las ventas minoristas se contrajeron un 11,6% anual. Y el crédito real en pesos cayó un 29,4% interanual".

Comentá la nota