Confirman interpelación al Intendente de Azul

Confirman interpelación al Intendente de Azul

Es la tercera instancia de similares características que enfrenta el médico cardiólogo José Manuel Inza. Fue formalmente citado para mañana, a las 12.30 horas, en el recinto de sesiones, ubicado en el primer piso del mismo Palacio Comunal.

El titular del Ejecutivo de la vecina localidad deberá explicar información “sobre la crítica situación económica-financiera y las medidas a adoptar para garantizar el pago de los salarios y restablecer la capacidad de gestión”. Cabe señalar que los haberes del mes de junio fueron depositados recién ayer, y no en su totalidad sino con un tope de hasta 8.000 pesos. Esto hace que se mantenga una tensa relación tanto con trabajadores como gremialistas.

Por resolución número 3.587, el jefe comunal de la vecina ciudad deberá presentarse en el Honorable Concejo Deliberante de acuerdo con lo establecido en el artículo 108, inciso séptimo, de la Ley Orgánica de las Municipalidades.

La convocatoria había sido resuelta en una sesión especial celebrada el sábado 11 de julio, pero hasta última hora la realización de la interpelación había quedado en suspenso, ya que existía la posibilidad de postergar su desarrollo. Sin embargo, en la víspera fuentes del HCD azuleño confirmaron que Inza debe presentarse mañana, pasado el mediodía.

Inza viene de participar de dos reuniones con los ministros de Gobierno, Economía y de Gabinete bonaerense que le permitieron obtener un salvataje financiero (serían 10.000 millones) para reunir parte del monto que necesitaba para hacer efectivo el retrasado pago de los salarios. Sin embargo, a partir de los datos que habría logrado reunir el Deliberativo azuleño, todo lleva a pensar en la posibilidad de que la comuna se encuentre virtualmente “quebrada”. De hecho, según publicó el matutino El Tiempo, la gestión estaría “conviviendo” hasta el término de su mandato con un déficit mensual de 7 millones de pesos. Al mismo diario azuleño, el ex intendente y actual diputado nacional Omar Duclós, le dijo que Azul es el único municipio bonaerense que atraviesa semejante crisis, más allá de que “a ninguna comuna le sobra nada”. El legislador marcó la insistencia de Inza de hacerlo responsable de la delicada situación por una supuesta “superpoblación” de la planta de empleados municipales, aunque los números “reales” dejarían muy mal parado al actual titular del Ejecutivo. Se cree que el Intendente en funciones, que responde al Frente para la Victoria aunque se encuentra distanciado de los principales referentes “K” en su distrito, adosó a los 1.400 empleados que dejó Duclós otros 600 trabajadores, lo que puso al borde del abismo a las finanzas comunales.

El texto remitido por el presidente del cuerpo, José Cordeviola, a los medios de comunicación de Azul es de por sí claro y fuerte respecto de las razones que llevaron a convocar –por tercera vez- al responsable de la administración comunal desde diciembre de 2011 y con mandato que caduca en diciembre próximo. Señala concretamente que se lo cita “a efectos de que brinde información sobre la crítica situación económica-financiera y las medidas a adoptar para garantizar el pago de los salarios y restablecer la capacidad de gestión”.

Coment� la nota