Concejo Deliberante: Una sesión caliente

Concejo Deliberante: Una sesión caliente

En un concejo colmado por ciudadanos, se realizó la sesión extraordinaria que estaba programada en donde se aprobó el proyecto de ordenanza presentado por el oficialismo con la salvedad de llamarse “Estado de emergencia en seguridad”.

El debate de los ediles comenzó apenas algunos minutos después de la hora 19 y se extendió durante casi 2 horas. El concejo le otorga al intendente, a través de este proyecto, la facultad de disponer de fondos extras para ser usados en la materia.

El que abrió el fuego fue una vez más del doctor Gabriel Petruccelli, quien además había solicitado que se realice la sesión extraordinaria para pedir se declarase la emergencia en seguridad. Fue a raíz de esto, que el bloque del FPV presento una contrapropuesta que incluía una serie de medidas a llevarse a cabo en pos de terminar con el flagelo.

Petruccelli en su alocución disparo frases como:

“El departamento ejecutivo no entiende el porqué de la emergencia, vemos bien las acciones pero los resultados no acompañan”“Durante los últimos 4 días las respuestas llegaron, osea que algo fallaba”, esto en referencia a la merma en los delitos luego de la reunión que mantuviera Echeverría con los jefes policiales.“El intendente ha demostrado que no tiene la voluntad política de hacer algo”

Pero el intendente no fue al único al que Petruccelli criticó, sino que también le dedico algunas palabras al actual presidente del HCD Esteban Reino a quien lo apunto de no mostrar su plan de seguridad siendo este, junto a su grupo político, el más votado en las pasadas elecciones primarias.

Más tarde fue el turno de Martin Pérez quien en defensa del intendente, pero con ojo crítico, dijo: “Desde aquí tenemos que trabajar para que la policía no tenga más excusas”.

Este último además manifestó que la ordenanza que proponen no hace más que controlar las fuerzas policiales. “Cuando hay que rendir cuentas la cosa funciona” disparo Pérez.

Pero la cosa no termino ahí. Petruccelli luego afirmó con palabras textuales que “el proyecto del oficialismo parece más un proyecto de comunicación que uno de ordenanza y básicamente no modifica nada”.

Enrique Guillén, por su parte, fue más duro al momento de hablar y manifestó lo siguiente: “Hay que echar a los que hacen las cosas mal, empezando por los jefes de calle. No estoy buscando culpables sino soluciones a corto plazo”.

Luego de las fuertes declaraciones que se venían escuchando hasta el momento fue el radical Luis Vildoza quien intento poner paños de agua fría al debate al afimar que se necesita lograr la paz para que esta ciudad vuelva a ser lo que era.

Del otro lado de las bancas unas 50 personas auto convocadas presenciaron el conclave en total silencio.

En conclusión la sesión dejo como resultado la aprobación del proyecto oficial con la salvedad de reemplazar la palabra “alerta” por la de “emergencia”.

Coment� la nota