Comarsa seguirá quemando por dos años

Comarsa seguirá quemando por dos años

Aunque se mudará a Añelo, la empresa de tratamiento de residuos petroleros continuará con sus actividades en el predio neuquino hasta principios del 2019. Tienen 150.000 metros cúbicos de material acopiado en su predio.

La audiencia de Comarsa pasó, dejó algunas dudas y una certeza: la empresa tiene pista para aterrizar en Añelo. Y mientras los directivos anuncian con platillos su llegada a la tierra de Vaca Muerta, en el Parque Industrial de Neuquén nada cambió: las plantas siguen y seguirán quemando hasta principios de 2019.

Según explicó Ricardo Esquivel, ya virtualmente afuera aunque en los papeles aún subsecretario de Ambiente, “durante estos años hubo un sobrecongestión de material producto de que Neuquén no tenía oferta de empresas para el tratamiento y las plantas se saturaron”. El director de Comarsa, Héctor Basilotta, declaró en una entrevista que tienen 150.000 metros cúbicos acopiados y no podrán dejar el Parque neuquino hasta tratar todo.

En el plan de cierre, la empresa asegura que se enmarcan en el decreto 2263/15, que establece que con un año de anticipación a iniciar las obras debe presentarse el proyecto de cierre. Sin embargo, el plan se presentó en agosto de este año, con un cronograma que arrancaba en septiembre y ya tiene demoras.

Según el plan mencionado tienen unas 450 toneladas de residuos industriales (correas, trapos, etc.) 50.000 metros cúbicos de barros y cutting, 85.500 metros cúbicos de suelos con hidrocarburos, 20.000 litros de aceite y agua con hidrocarburos. La lista sigue.

“En este año y medio con un horno de desorción se trataron 40 mil metros cúbicos. Con dos hornos en funcionamiento, no debería superar los dos años para terminar de tratar”, dijeron desde Ambiente. Pero afirmaron que al día de la fecha el portón no está cerrado y se siguen recibiendo residuos de diferente tipo.

El proyecto establece que los primeros en partir serán los hornos pirolíticos, esos que tienen las chimeneas altas que todos ven y queman residuos sólidos condicionados. Según el documento, el primero de ellos se trasladaría en octubre y el segundo dos meses más tarde.

Desde Ambiente, avalaron que las 450 toneladas se pueden tratar en ese tiempo, con un solo horno.

Los hornos de desorción térmica quedarán hasta que se termine de tratar lo que resta. En paralelo, se instalará uno nuevo en Añelo para tratar lo que se recibe allá.

En el caso de Indarsa, la empresa tiene menos material acopiado y lo trasladaría a Añelo, según comentaron en la Subsecretaría de Ambiente. “Acopió menos material, pero tiene contratos de la provincia para tratar los patógenos y debe hacerlo”, dijo el técnico de la subsecretaría Mauro Leonart y aseguró que presentaron el plan de cierre, aunque no se dieron fechas.

Por otra parte, en la Legislatura, el diputado Santiago Nogueira de Libres del Sur busca un marco legal para que dejen el parque neuquino. Presentaron un proyecto de ley para que se produzca el cese inmediato y dejen de quemar ya. “Queremos que trasladen el material y lo traten en Añelo”, dijo el diputado Nogueira.

Residuos que quedan

85.000 m³ de suelo empetrolado es lo que Comarsa aún aloja en el predio que mantiene en el Parque Industrial.

1.100 son los bidones de plástico que quedan para tratar, entre otros materiales.lorena vincentylvincenty@rionegro.com.ar

El diputado de Libres del Sur Santiago Nogueira presentó un proyecto para que Comarsa e Indarsa se lleven su remanente de residuos a Añelo.

Coment� la nota