La clave de la reforma fiscal: pierde el Estado para que gane el sector privado

La clave de la reforma fiscal: pierde el Estado para que gane el sector privado

Será parte de los anuncios del Presidente en el CCK. La Nación y las provincias perderán recursos que pasarán al bolsillo empresario, con el objetivo de generar empleo formal.

El paquete de anuncios queMauricio Macri presentará el lunes en el Centro Cultural Kirchner (CCK) ante gobernadores, sindicalistas, empresarios y dirigentes de distintos ámbitos, tendrá como uno de sus ejes la reforma fiscal que el Gobierno tiene en mente y que está atravesada por un principio rector básico: el Estado nacional y las provincias perderán recursos para que gane el sector privado y genere empleo formal.

Aunque todavía no fue anunciada, el espíritu de la reforma ya llegó al Congreso nacional, donde las principales espadas de Cambiemos se preparan para empezar lo que, aseguran, será una dura discusión entre Casa Rosada y los gobiernos provinciales. "Todos tenemos que estar de acuerdo en que tenemos que perder fiscalmente. Si pierde el fisco ganan los privados, que son los que tienen que crear empleo", sintetizó ante Letra P un operador del oficialismo en el Palacio Legislativo.

Desde que asumió, el Gobierno puso en la mira la creación de empleo formal. Según datos oficiales, el mercado laboral creció en agosto un 1,9 por ciento respecto del mismo mes de 2016, impulsado por la construcción y los monotributistas, aunque con una baja del 2,3 por ciento en la industria. En el oficialismo repiten como un mantra que el objetivo es "crear 10 millones de puestos de trabajo".

En ese contexto, Macri anunciará un paquete de medidas que enviará al Congreso, que van desde una ley de amnistía laboral, con incentivos para que los empleadores formalicen los puestos de trabajo en negro, hasta el pacto fiscal con las provincias, a las que les pedirá que bajen los impuestos para que las empresas inviertan en la creación de empleo.

"Ya probamos con un Estado generador de empleo y no funcionó. El trabajo lo tienen que dar las empresas", dicen en Cambiemos. El Gobierno consideraría "un éxito" la medida si el mercado blanqueara entre 500 mil y un millón de trabajadores que hoy están en negro.  

La discusión con las provincias tendrá varias aristas pero, sin dudas, la fiscal será la más urgente, ya que el 31 de diciembre vence el pacto fiscal que incluye, entre otras cosas, el impuesto al cheque, al juego y el IVA, y deberá resolverse cuáles se prorrogan. A ese debate, los gobernadores quieren sumar la situación de las cajas previsionales, el reparto de la coparticipación y la obra pública y la discusión por el Fondo del Conurbano. También entrará la reforma tributaria.

Una cosa estará atada a la otra y todo será parte de una gran discusión entre el Estado nacional y las provincias, pero será Macri quien dejará sentadas las reglas el lunes, en su presentación en el CCK. El martes, los ministros de Economía de las provincias se reunirán con representantes de la Comisión de Presupuesto para empezar a evaluar el paquete, como adelantó Letra P.

En el oficialismo dan por sentado que el debate comenzará en las próximas semanas en el Congreso pero terminará y se votará recién en diciembre, en sesiones extraordinarias a las que convocará el Ejecutivo.

Comentá la nota