Chico faltó a Diputados y avivó las críticas de la oposición

Chico faltó a Diputados y avivó las críticas de la oposición

El titular de la cartera de Producción minimizó el reclamo de los productores y consideró que se trata de una 'operación política'.

El ministro de Producción, Raúl Chico, faltó ayer a la reunión en la Comisión de Industria, Turismo y Deportes de la Cámara de Diputados donde había sido convocado para explicar los alcances del Plan Tomate y la inversión de fondos que realiza la empresa AICAT. La oposición criticó la ausencia del ministro y se analiza si lo convocan para otra oportunidad. La diputada Paola Bazán (FCS) sostuvo que pretende "ganar tiempo para acomodar papeles". El jueves se reunirá la comisión y analizará si lo vuelven a convocar.

Tras el faltazo a la Legislatura, Chico salió al cruce de las críticas a su gestión. "Si hay alguien que quiere ir a Diputados somos nosotros. Queremos ir para desenmascarar el operativo político que armaron. El Plan Tomate nació en diciembre y se aplicó hasta enero, así que llama mucho la atención que la preocupación aparezca veinte días antes de las elecciones. Y además, son los mismos operadores de siempre: Pedro Martínez, que antes andaba solo, y ahora consiguieron a uno más", afirmó en declaraciones a Multimedios Ancasti.

Consultado por la ausencia en la Legislatura, manifestó: "Soy ministro y tengo otras actividades, no estoy todo el día sentado esperando a que un par de diputados me inviten a una reunión. Como nos invitaron, dijimos claramente que hoy no podíamos ir. Me comuniqué con el presidente de la comisión, Miguel Vázquez Sastre, y le dije que no podíamos ir. Estoy en San José (Santa María) reunido con productores y el presidente de AICAT (por Rubén Gil) está volviendo de Buenos Aires por unos trámites del PROSAP. No vamos a suspender todo esto para charlar con los diputados, pero sí charlaremos gustosos cuando podamos", expresó.

Respuesta a los planteos

La polémica con el Plan Tomate surgió luego de que los productores afirmaron que perdieron dinero con el Plan y que se les aplicaron descuentos que no correspondían. Otras de las acusaciones fue que directivos de AICAT habían participado de la operatoria y que incluso fueron los únicos que no perdieron dinero. En este sentido se puso en el tapete la firma en algunas facturas de uno de los directores de AICAT, Nicolás Allini.

"No fue Nicolás Allini el que participó, sino AICAT. Como empresa trató de ser parte y mostrar que valía la pena ingresar en el Plan Tomate, a modo de ejemplo. No es lo mismo decir ‘vayan y hagan’ que decirles ‘vengan y hagamos’", agregó.

"No sé por qué habría boletas a nombre de Allini, a lo mejor porque es un director de AICAT, pero no lo sé. Por eso, para nosotros es tan importante la reunión, porque vamos a poder mostrar la documentación tal cual está y no como anda circulando. Si ésa es la preocupación, es un tema menor", sostuvo.

"La idea de producir tomate para la industria tenía la característica de que AICAT hizo de intermediador entre el productor y la industria, en muchos casos para formalizar porque hay productores que están en la informalidad, y en otros casos juntar a los productores porque a la industria no le interesa o le resulta difícil acordar con cada uno de los productores. AICAT no es la dueña del tomate, articula la conexión con la industria", señaló.

Bazán, al cruce

La diputada Paola Bazán (FCS) lamentó que el ministro Chico y su equipo no den la cara para explicar algunas irregularidades. Se preguntó si a partir de su ausencia en la Comisión se perdió una oportunidad o en realidad ganó tiempo para acomodar algunos papeles. La legisladora enumeró cuáles son los puntos que esperaban aclarar en la reunión:

- El director de AICAT, Nicolás Allini, se acoge a un programa que él mismo implementa. "¿Un director que es productor beneficiado?", se preguntó.

- El coordinador del Programa implementado también es productor beneficiado.

- Hay productores reales que se acogieron al programa y que no recibieron los insumos correspondientes.

- Según la documentación, hay subsidios y transferencias por un monto de $75.000.000, desde el inicio de AICAT, destinados a capacitación y compra de maquinarias.

"Uno lamenta que no den la cara porque cuando tienen un micrófono ellos dicen que la producción está muy bien y que el ministerio trabaja de manera excelente, pero cuando uno recorre el interior se da cuenta de que ésa no es la realidad de los pequeños y medianos productores", afirmó.

Comentá la nota