Casi se duplicó la cantidad de basura generada en Neuquén por la cuarentena

Casi se duplicó la cantidad de basura generada en Neuquén por la cuarentena

Volvieron los microbasurales. Se reinició la recolección de voluminosos.

La mayor permanencia de los vecinos en sus casas por la cuarentena y el aumento de actividades de limpieza provocó una mayor cantidad de volumen de basura. Desde hace un mes la cantidad de residuos domiciliarios crecieron en la capital neuquina y se duplicó la cantidad de los que ingresaron al Complejo Ambiental Neuquén (CAN) recolectados de la vía pública (microbasurales).

“Se están generando muchos residuos voluminosos porque al estar en su domicilio, los vecinos generan actividades para pasar el tiempo, y una de esas fue limpiar sus depósitos, hacer remodelaciones en sus casas, cortar el pasto, podar los árboles y eso generó más cantidad de basura”, informó el subsecretario de Limpieza Urbana de la Municipalidad de Neuquén, Cristina Haspert.

El funcionario remarcó que dentro de este contexto, “hubo muchos que los sacan a la vía pública cuando nadie los ve y otros a cualquier hora, y eso generó proliferación de microbasurales en la ciudad”.

Desde el área de Limpieza Urbana, expusieron que en Toma Norte y Loteo Social se detectaron quince puntos donde los vecinos arrojaron basura ilegalmente. Otros sectores con basura sobre la vía pública fueron Cuenca XV y el barrio 7 de Mayo.

Del 2 al 8 de marzo, ingresaron al complejo ambiental de la meseta 132 toneladas de residuos provenientes de microbasurales, mientras que del 13 al 19 de abril se contabilizaron 252 toneladas, es decir un 47,6 % más.

El aumento también se reflejó en la recolección domiciliaria. Si se comparan datos de la primera semana de marzo (antes del aislamiento por la pandemia) con una de abril, el volumen del último mes es superior en 34 toneladas.

“El día más cargado es el lunes. Se junta del fin de semana y es cuando más se extiende el servicio de recolección”, señaló Haspert. Hay once camiones que realizan en la ciudad el servicio de recolección.

“Se hicieron modificaciones con los operarios de Cliba, en la base, para que entren de forma escalonada, y no se encuentren 50 empleados todos juntos al mismo tiempo”, declaró.

Ante la proliferación de microbasurales desde el municipio se decidió reabrir en el transcurso de esta semana dos de los tres centros de transferencia de la ciudad, que se cerraron con el inicio de la pandemia. Comenzarán a funcionar los ubicados en José Rosa 750 y en Godoy y Quimey, de lunes a viernes de 10 a 16.

“No vamos a permitir que en nuestra ciudad nuevamente se vuelvan a generar estos microbasurales que casi los habíamos erradicado, y si volvemos a tenerlos es porque hay irresponsabilidad teniendo la recolección domiciliaria funcionando como corresponde con frecuencias de seis veces a la semana”, afirmó el intendente Mariano Gaido.

A la cava o al reciclado1.442toneladas ingresaron al CAN por recolección domiciliaria del 13 al 19 de abril.El agua potable y las cloacas tambien se vieron afectadas

Otros de los incrementos que

se registraron en Neuquén desde el aislamiento social, preventivo y obligatorio, fueron el del consumo de agua y de la cantidad de vertidos cloacales.

“Hay un 25 por ciento

más de consumo de agua potable y los efluentes que llegan de las casas están un 15 por ciento por arriba de lo habitual”, describió el presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Mauro Millán.

Desde el Epas asociaron parte

del mayor consumo, a la mayor frecuencia en acciones de higiene, como el lavado de los alimentos y la limpieza de hogares, al mismo tiempo que recordaron que el agua es un elemento esencial para la prevención del coronavirus.

Por este panorama desde el organismo se le solicitó a los vecinos el uso responsable del servicio, evitando el lavado de vehículos, el riego de veredas, el uso de lavarropas lo mínimo e indispensable cuando la carga esté completa y controlar las pérdidas de cañerías domiciliarias así como el cuidado de las instalaciones cloacales.

Además, pidieron no volcar por

el sistema cloacal elementos ajenos al servicio domiciliario que pueda afectar el buen funcionamiento de las plantas y del sistema en general ocasionando desbordes u obstrucciones. No se deben arrojar aceites, algodones ni pañales.

El organismo Indicó que trabaja

en estos momentos de aislamiento, con un personal reducido de guardia, pero aseguró que está garantizando sin problemas, el servicio a toda la comunidad.

Comentá la nota