Carrefour se achica en China: vende 80% de la filial a su competidor

Carrefour se achica en China: vende 80% de la filial a su competidor

La compradora es la cadena local Suning.com, que el año pasado también se había quedado con la operación china de la española Supermercados DIA.

París. El grupo francés Carrefour se sumó a la lista de multinacionales de origen occidental que se están retirando de China porque no pueden hacer frente a un entorno de negocios muy regulado y una competencia local de alta penetración en el mercado. Ayer anunció la venta del 80% de su filial china a la empresa local Suning, en una operación valuada en torno de los 1.400 millones de euros.

Así, Carrefour sigue el camino de Amazon que -a pesar de que el comercio electrónico en China no deja de crecer- no pudo competir contra el gigante local de ventas online Alibaba. Por eso Amazon decidió salir de ese mercado y puso fecha a su retirada, aunque seguirá intentando operar desde países de la región.

Ahora llegó el caso concreto de Carrefour, que cede el control de sus negocios a su mayor competidor. La decisión también se explica por su plan global iniciado el año pasado, que busca incrementar sus índices de rentabilidad. Para eso está reorganizando su operatoria global y elevando su oferta en el comercio electrónico. Y además se está desprendiendo de activos que considera no estratégicos, como el caso chino.

La cadena francesa de supermercados está presente en China desde 1995. Cuenta con 210 hipermercados y 24 tiendas de proximidad.

En este contexto, la caída de ventas tuvo mucho que ver con esta decisión. Según el último balance anual de la empresa (2018) su facturación en Asia cayó un 10,9%, hasta situarse en 1.771 millones de euros. Justamente fue China la que encabezó la caída de ventas, con un retroceso de 13,7%, mientras que en Taiwán se redujeron un 3,4%.

El comprador es Suning, un gigante de la distribución en China con 8.881 tiendas en más de 700 ciudades.

Además es la tercera plataforma de comercio electrónico en China, según los datos divulgados en el comunicado divulgado ayer desde París.

Los chinos de Suning ya fueron el comprador de la división en China de la cadena española Supermercados DIA en abril de 2018. La firma europea contaba con 400 tiendas en el país asiático y ante la necesidad de hacerse de dinero en efectivo, el entonces consejero delegado, Ricardo Currás, decidió deshacerse de la filial para reducir el nivel de sus deudas. “La importante complementariedad entre las actividades de Carrefour China y Suning.com permitirá acelerar el desarrollo” de la filial del grupo francés, dijo Carrefour en el comunicado divulgado ayer.

Cuando se formalice la venta, sometida a la aprobación de las autoridades chinas de la competencia, Carrefour mantendrá el 20% de la filial y dos puestos en el Consejo de Vigilancia.

Coment� la nota