"Cada sector político tendrán que hacerse cargo de su proceder"

La concejala Érica Pereyra, ausente en el sesión del lunes, emitió un comunicado referido a la central termoeléctrica. Pide que Luciani suspenda la habilitación de la planta y que se cumpla la ordenanza que prohíbe el desembarco de empresas de tercera categoría.Autor: Nicolás Grande

La concejala Érica Pereyra fue una de las ausencias que el lunes posibilitó al oficialismo aprobar una rezonificación a favor de la central termoeléctrica. Integrante de la Comisión de Urbanismo, fue la única que no acompañó las firmas opositoras que hicieron posible el tratamiento del tema (sí lo hicieron Gabriel Jurina y Leonardo Boto). Aunque este medio la consultó sobre las razones que la llevaron a faltar, la concejala no brindó explicaciones.

Hoy, emitió un comunicado donde marca la responsabilidad del intendente en la promulgación de la ordenanza y la posterior habilitación de las instalaciones. Concretamente solicita que se suspenda el proceso y se respete la norma que prohíbe la instalación de empresas de tercera categoría. 

“En la sesión del lunes, se aprobó una excepción al Código de Ordenamiento Urbano en favor de la instalación en Luján de una central termoeléctrica con dudosos antecedentes. El trámite en el Concejo Deliberante llegó de apuro, en expediente aparte y sin información del proyecto industrial ni de su impacto en el ambiente y la comunidad. Cada sector político, en particular aquellos que dicen pero no hacen de Luján un lugar mejor, tendrá que hacerse cargo de su proceder y rendir cuentas ante los vecinos que confiaron en sus propuestas”, arranca el comunicado.

Pereyra indica que “independientemente del vergonzante proceso en el Concejo, quien tiene la facultad de habilitar la central termoeléctrica es el intendente Luciani, no la Provincia”.

“La Provincia sólo otorga un certificado y categoriza el establecimiento según el nivel de complejidad industrial. Esto es una especie de licencia de trámite cumplimentado, no una autorización para funcionar. Quien habilita la planta para que funcione es el intendente Luciani, nadie más. Por esto, proponemos que el expediente de habilitación sea haga público para llevar tranquilidad a los vecinos de Luján, y a la vez dejar en suspenso la ordenanza de excepción otorgada a favor de la central termoeléctrica hasta tanto no se cumplimente el trámite ante el Intendente Luciani”, agrega.

Adelantó que presentará dos proyectos donde se plantea al jefe comunal que “frene el proceso y que informe a la comunidad si va avanzar con la habilitación de la central termoeléctrica a pesar de la restricción para este tipo de establecimientos”.

Coment� la nota