Bromatología municipal inauguró su nueva sede

Bromatología municipal inauguró su nueva sede

El Intendente dejó inaugurada en el local de Avenida Piazza 1315, la nueva sede del servicio de Bromatología municipal, dependiente de la Secretaría de Salud, encargada de control sanitario preventivo para comercios y transportes de sustancias alimenticias para consumo humano.

“En el curso de esta gestión habíamos terminado el convenio con la sede anterior y, a partir de ese momento, empezamos a buscar un lugar”, dijo José Inza y agregó: “Instalar Bromatología en un lugar adecuado para poder hacer todas las tareas propias del área no es demasiado sencillo porque se realizan inspecciones, es necesario que el lugar contemple un galpón o garaje grande donde se pueda manejar mercadería, oficinas apropiadas”.

El jefe comunal recalcó que la búsqueda “dio sus frutos a partir del convenio con esta nueva sede, que a nosotros nos conforma mucho porque tiene todas las características y particularidades necesarias, con oficinas muy amplias y confortables, un primer piso con dependencias donde se pueden hacer distinto tipo de actividades administrativas y además hay un garaje muy espacio, además de un patio trasero, donde se puede manejar el material que habitualmente se maneja”.

A su turno, el secretario de Gobierno Federico Saldaño expresó que, para el equipo de gestión, “sin lugar a dudas es una alegría poder estar inaugurando este local para lo que será el funcionamiento de toda el área de Bromatología”. Resaltó y agradeció “la muy buena predisposición y el trabajo eficaz que realiza todo el personal abocado al área de Bromatología”, al tiempo que el nuevo espacio físico permitirá “trabajar y articular, como es idea de este proyecto, con otras áreas como Región Sanitaria IX, el Hospital Municipal, o áreas de la Secretaría de Desarrollo Social. Se podrá interactuar y en este caso tenemos también el lugar adecuado para poder funcionar”.

Finalmente, valoró en especial el lugar estratégico en el que está ubicado pensando en la logística necesaria para las tareas que cotidianamente realiza el servicio. “Es el ingreso a Azul y nos da la posibilidad de tener un control sobre toda la mercadería que entra, más que nada para el bien de la comunidad de Azul. Los controles se estaban haciendo en la Terminal, próximos a Turismo, pero ahora ya contamos con esto que está más cercano a la Ruta, así que estamos muy contentos de poder inaugurar este lugar”, concluyó.

LA QUEJA DE UN ARRENDATARIO

“Fueron ocupas soberbios, pesados”, publicó este diario el 19 de octubre de 2014, como título de la nota que se le realizó a Andrés Cos cuando éste se refirió a la actitud del Ejecutivo que encabeza José Inza, que ocupó un local de su propiedad –destinado a  Bromatología municipal- sin contrato de alquiler ni pagar por su uso. Tras dos años y con intervención judicial mediante, el 7 de octubre del año pasado, Cos logró la restitución del lugar, aunque en condiciones “desastrosas”, según puntualizó y dio cuenta de portones, paredes, vidrios y cañerías rotas, además de cielorrasos tiznados y las dependencias llenas de ratones. Cos hizo en aquel entonces hincapié en “la soberbia” de funcionarios como Héctor Bolpe y (el ex titular de Gobierno) Mauro Grandicelli. Bolpe remitió una nota con pedido de publicación a EL TIEMPO a fin de “desmentir” al denunciante.Bromatología municipal inauguró su nueva sede EL TIEMPO | 27 de julio de 2015 a las 6:58 am

 " data-cycle-speed="750" data-cycle-center-horz="true" data-cycle-caption="#gslideshow_captions" data-cycle-caption-template="{{alt}}">   <>PRENSA MUNICIPAL

El Intendente dejó inaugurada en el local de Avenida Piazza 1315, la nueva sede del servicio de Bromatología municipal, dependiente de la Secretaría de Salud, encargada de control sanitario preventivo para comercios y transportes de sustancias alimenticias para consumo humano. “En el curso de esta gestión habíamos terminado el convenio con la sede anterior y, a partir de ese momento, empezamos a buscar un lugar”, dijo José Inza y agregó: “Instalar Bromatología en un lugar adecuado para poder hacer todas las tareas propias del área no es demasiado sencillo porque se realizan inspecciones, es necesario que el lugar contemple un galpón o garaje grande donde se pueda manejar mercadería, oficinas apropiadas”.

El jefe comunal recalcó que la búsqueda “dio sus frutos a partir del convenio con esta nueva sede, que a nosotros nos conforma mucho porque tiene todas las características y particularidades necesarias, con oficinas muy amplias y confortables, un primer piso con dependencias donde se pueden hacer distinto tipo de actividades administrativas y además hay un garaje muy espacio, además de un patio trasero, donde se puede manejar el material que habitualmente se maneja”.

A su turno, el secretario de Gobierno Federico Saldaño expresó que, para el equipo de gestión, “sin lugar a dudas es una alegría poder estar inaugurando este local para lo que será el funcionamiento de toda el área de Bromatología”. Resaltó y agradeció “la muy buena predisposición y el trabajo eficaz que realiza todo el personal abocado al área de Bromatología”, al tiempo que el nuevo espacio físico permitirá “trabajar y articular, como es idea de este proyecto, con otras áreas como Región Sanitaria IX, el Hospital Municipal, o áreas de la Secretaría de Desarrollo Social. Se podrá interactuar y en este caso tenemos también el lugar adecuado para poder funcionar”.

Finalmente, valoró en especial el lugar estratégico en el que está ubicado pensando en la logística necesaria para las tareas que cotidianamente realiza el servicio. “Es el ingreso a Azul y nos da la posibilidad de tener un control sobre toda la mercadería que entra, más que nada para el bien de la comunidad de Azul. Los controles se estaban haciendo en la Terminal, próximos a Turismo, pero ahora ya contamos con esto que está más cercano a la Ruta, así que estamos muy contentos de poder inaugurar este lugar”, concluyó.

LA QUEJA DE UN ARRENDATARIO

“Fueron ocupas soberbios, pesados”, publicó este diario el 19 de octubre de 2014, como título de la nota que se le realizó a Andrés Cos cuando éste se refirió a la actitud del Ejecutivo que encabeza José Inza, que ocupó un local de su propiedad –destinado a  Bromatología municipal- sin contrato de alquiler ni pagar por su uso. Tras dos años y con intervención judicial mediante, el 7 de octubre del año pasado, Cos logró la restitución del lugar, aunque en condiciones “desastrosas”, según puntualizó y dio cuenta de portones, paredes, vidrios y cañerías rotas, además de cielorrasos tiznados y las dependencias llenas de ratones. Cos hizo en aquel entonces hincapié en “la soberbia” de funcionarios como Héctor Bolpe y (el ex titular de Gobierno) Mauro Grandicelli. Bolpe remitió una nota con pedido de publicación a EL TIEMPO a fin de “desmentir” al denunciante.

Comentá la nota