Belsunce: Carrascosa volvió a pedir la prisión domiciliaria

Belsunce: Carrascosa volvió a pedir la prisión domiciliaria
El viudo Carlos Carrascosa pidió a la Justicia que lo autorice a cumplir en un domicilio la condena a prisión perpetua por el crimen de su esposa María Marta García Belsunce, a raíz de ciertos problemas de salud que dijo padecer.

Fuentes judiciales informaron que Carrascosa pidió a la Sala de Feria de la Cámara en lo Penal de San Isidro poder seguir cumpliendo la condena en un domicilio, atento a problemas de salud que adujo.

El planteo ante la Cámara se produce luego de que el mismo fuese rechazado por el Tribunal Oral Criminal N° 6 de San Isidro, el mismo que había condenado en 2007 a Carrascosa por "encubrimiento" del crimen ocurrido en el country Carmel, de Pilar, el 27 de octubre de 2002.

Carrascosa está alojado en el penal de Campana cumpliendo una pena de prisión perpetua tal cual lo fijara la Cámara de Casación penal bonaerense en 2009, la cual revocó la condena por encubrimiento y lo imputó por considerarlo "coautor" del homicidio de su esposa.

Ese fallo fue firmado por los jueces de la sala 1 de la Cámara de Casación Carlos Angel Natiello, Benjamín Sal Llargues y Horacio Biombo, decisión que luego fuese confirmada por la Suprema Corte bonaerense.

Tras ese revés judicial, el abogado del viudo, Fernando Díaz Cantón, apeló ante la Corte Suprema de la Nación para revertir la condena, lo que está en estudio desde septiembre de este año.

En su planteo, la defensa apunta no sólo a dejar sin efecto la condena por homicidio sino también por el encubrimiento, la primera figura que se le atribuyó al viudo. Según el argumento de la defensa, Carrascosa llegó a la casa cuando María Marta ya había muerto.

María Marta García Belsunce, una socióloga de 50 años, fue asesinada el domingo 27 de octubre de 2002 dentro de su casa del country Carmel, luego de haber estado con su marido y unos amigos en otra vivienda del predio.

Desde un primer momento, la familia de la víctima estuvo bajo la lupa de la Justicia porque había atribuido la muerte a una presunta caída de la mujer en la bañera. Sin embargo, después de la exhumación del cadáver, los forenses comprobaron que tenía cinco balazos en la cabeza.

La primera reacción de los García Belsunce fue aducir que el autor había sido un ladrón, vecino a la casa en la que vivía María Marta, pero esa hipótesis luego fue descartada y se acrecentó la de un homicidio intra familiar.

En noviembre de 2011, el Tribunal Oral Criminal N° 11 de San Isidro condenó por encubrimiento del homicidio de María Marta, a su medio hermano Jhon Hurting (3 años); a su cuñado Guillermo Bártoli (5 años); al vecino Sergio Binello y al médico Juan Ramón Gauvry Gordon (3 años a cada uno); y a su hermano Horacio García Belsunce (4 años).

Coment� la nota