Basural: la Justicia ordenó medidas ante el daño ambiental

Basural: la Justicia ordenó medidas ante el daño ambiental

A partir de la denuncia de un vecino alarmado por el incendio en el vertedero que recibe residuos de tres comunas.

Entre otras diligencias, la Fiscalía Penal de Cafayate solicitó pedidos de informes al Consorcio que administra el vertedero de residuos, a los tres municipios que comparten tal predio y se dispuso una inspección por parte de la Policía a la vez que se requirió una comisión del Cuerpo de Investigaciones Fiscales.

Las medidas se tomaron en torno a una denuncia presentada por un vecino, quien reveló detalles del supuesto daño ambiental producto de incendios en el vertedero ubicado en el municipio de Animaná, donde se tratan los residuos de esa localidad y los de Cafayate y San Carlos.

El denunciante sostuvo que la planta estaría colapsada y habría dejado de funcionar desde hace ocho meses, lo que provocó olores nauseabundos, contaminación ambiental y el incendio de la basura generó una densa neblina que afecta la circulación por la ruta 40 y también alcanzó a la zona poblada de Animaná.

En vista de ello, la fiscal penal Sandra Rojas ordenó a policías de la División de Criminalística de Cafayate que realicen una inspección ocular en el lugar, donde pudieron verificar algunos aspectos señalados en la denuncia.

Asimismo, solicitó una serie de documentación sobre el funcionamiento de la planta de tratamiento de la basura a la dirección del Consorcio que nuclea a los tres municipios beneficiados con el vertedero.

Lo mismo se requirió a cada uno de los municipios, en particular sobre las medidas o el accionar que cada comuna realiza o realizó en torno al control y funcionamiento de la planta ubicada en Animaná, eje central de la denuncia.

La fiscalía espera ahora otros informes solicitados a fin de conocer más a fondo la situación del vertedero, no obstante, no se descarta solicitar también que una comisión de peritos experto en materia de daño ambiental del Cuerpo de Investigaciones Fiscales lleve adelante un estudio en el vertedero respecto a la situación y funcionalidad del vertedero.

Ya en febrero de 2017 este diario informaba que la situación del vertedero era crítica. La enorme trinchera que recibe los residuos de Cafayate, San Carlos y Animaná estaba colmatada.

Los enormes esfuerzos que realizaba el Consorcio Valle Calchaquí y una cooperativa de reciclaje que trabaja en el lugar evitaron que la problemática tuviera consecuencias ambientales entonces. En este marco llegó ayuda de la Provincia, que anunció la construcción de una nueva trinchera para la disposición final de los residuos sólidos urbanos. El proyecto preveía una inversión de más de 6 millones de pesos en 2017. El predio contaba entonces con una moderna ecoplanta, a cargo de una cooperativa de reciclaje formada por 10 personas, la mayoría mujeres: 3 de San Carlos, 3 de Animaná y 4 de Cafayate. Eran desocupados que dependían de que los residuos lleguen a la planta para lograr su sustento. Cuando los residuos llegaban a la planta, los obreros los separaban, los enfardaban con las maquinarias que adquirió el consorcio y los mandaban al centro de reciclaje de Salta capital.

Coment� la nota