La basura quedó en la calle

Esta mañana algunos barrios y el centro de la ciudad amanecieron con las bolsas de residuos sobre la vereda, debido a una asamblea de recolectores de la empresa Cliba que resintió el servicio nocturno, por segundo día consecutivo.

 

Mientras que la recolección matutina se cumple con normalidad, tanto Cliba como la Municipalidad de Santa Fe reforzaron la limpieza de la ciudad. Además, el gobierno local intimó a la empresa y se desconoce qué decisión tomarán los trabajadores esta noche. Las asambleas de trabajadores de Cliba -representados por el Sindicato de Camioneros- duraron aproximadamente una hora, lo que retrasó el inicio del servicio de recolección, motivo por el cual quedó la basura en la calle. El reclamo de los trabajadores es el pago de un bono.

Cable aclarar que son dos las empresas que recolectan los residuos en la ciudad en distintas zonas: Cliba y Urbafe. Las asambleas fueron sólo de los trabajadores del turno noche de Cliba, por lo que el servicio prestado por Urbafe fue normal.

Esta mañana, durante un acto, el intendente José Corral se refirió al tema y dijo que “ya se retomó el trabajo y esperamos que en unas horas se normalice”. Además, dijo que se debió a “un conflicto gremial que lamentablemente termina perjudicando al vecino. Es la empresa la que debe garantizar el servicio, por lo que fue intimada para que lo cumpla”.

Coment� la nota