Avanza el proyecto de alcohol cero al volante en el Concejo Municipal

Avanza el proyecto de alcohol cero al volante en el Concejo Municipal

Con el okey de la comisión de Obras Públicas del Palacio Vasallo, pasó a la de Gobierno pero su aprobación quedará luego de las vacaciones de invierno.

El proyecto de tolerancia cero de alcohol al volante impulsado por organizaciones dedicadas a la educación vial avanza a paso firme en el Concejo Municipal y, si bien tendrá una definición tras el receso invernal, existe consenso entre los ediles para su aprobación. Aunque antes, habrá debate entre las bancas.

  Ayer, la iniciativa tuvo despacho de la comisión de Obras Públicas y fue girada a Gobierno para su análisis, ya que se deben modificar multas, sanciones y montos a quienes infrijan la futura norma. Sin embargo, en esta última comisión ayer no se trató y de mínima quedará para el receso, ya que no tuvo despacho.

  “Hay consenso en general, y mayoritario en cuanto a trabajar alrededor del tema”, destacó uno de los fogoneros de la iniciativa, el radical frentista Sebastián Chale.

  “Lo que hacemos es habilitar el debate, me parece que acá el tema no se ha analizado. Resalto que se trata de un proyecto de las organizaciones de seguridad vial, pero en lo personal creo que hay que avanzar no sólo desde lo punitorio, sino trabajar con las ONGs porque el municipio da una relativa participación. Hay que tomar la prevención como política pública, ya que la acción de estas entidades es mucho más amplia y eficiente de lo que que hacen los estados municipal y provincial”, argumentó, por su parte, la edila kirchnerista Norma López.

  El proveido favorable que obtuvo ayer de la comisión de Obras Públicas fue girado a Gobierno y nno será tema del recinto hoy. Demandará más tiempo, ya que habrá que modificar el esquema sancionatorio del Código de Faltas Municipal.

  Entre las modificaciones a la iniciativa presentada por Compromiso Vial se destaca la eliminación en la obligatoriedad de contar con un médico en los operativos.

  “Semejante análisis no será ahora, ni esta semana, quedaremos para después del receso. Hay un avance importante. Pero en cuanto al concepto de alcohol cero al volante hay consenso”, insistió Chale al subrayar: “Desde el punto de vista médico, ya en 0,2 miligramo de alcohol en sangre hay afección en los reflejos del conductor”.

  En la Municipalidad ya existe una mirada atenta a este tema. “Desde el Ejecutivo, a través de nuestra intendenta Mónica Fein, avalamos la ordenanza de alcohol cero. Debemos desalentar por completo la vinculación entre el alcohol y la conducción si queremos seguir preservando vidas”, sentenció el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, para avanzar: “La ordenanza de alcohol cero permitirá eliminar la especulación. Quien decida salir en su auto deberá optar por no beber, para cuidarse a sí mismo y al resto de la sociedad”.

El proyecto. La propuesta de Compromiso Vial fija sanciones educativas y endurecimiento de los montos para los niveles elevados de alcoholemia.

  La actual ordenanza admite un máximo de 0,50 miligramo para conducir y será reemplazada por la prohibición total para quienes conducen cualquier tipo de vehículo, y luego declarar a Rosario “libre de alcohol al volante”.

  Para ello será necesario modificar el Código de Faltas y sancionar un esquema progresivo, aunque con penas muy duras para niveles excesivos. Cuando el índice de intoxicación sea de 0,01 a 0,3 miligramo, habrá como multa cursos obligatorios de reflexión y revisión de conductas y, a partir de los 0,3, empiezan las sanciones pecuniarias y días de inhabilitación.

  De 150 a 300 Unidades Fijas UF (equivalentes a un litro de nafta súper), cuando los valores oscilen de 0,5 a 0,75 miligramo más 30 a 45 días de inhabilitación y revisión de conducta no menor a 12 horas. Y también habrá sanciones de 300 a 450 UF, además de inhabilitación de 45 a 60 días, para quien conduzca con 0,75 a 1 gramo de alcohol.

  En tanto, se prevé el pago de 450 a 600 UF, aparte de inhabilitación de 60 a 75 días, cuando el índice de intoxicación alcohólica comprobada sea de 1 a 1,50 gramo; y de 600 a 750 UF e inhabilitación de seis meses a un año para los casos extremos de 1,50 o más gramo, aparte de revisión de conducta no menor a 20 horas.

  Quienes conduzcan bajo efectos de estupefacientes, tendrán multas de 150 a 300 UF. Con lo recaudado, se creará un Fondo de Lucha contra el Alcohol al Volante.

Coment� la nota