Atuel: en 25 años se perderían 14.284 millones

Atuel: en 25 años se perderían 14.284 millones

La Universidad Nacional de La Pampa publicó este miércoles el estudio de cuantificación en términos económicos y monetarios los daños ambientales, sociales y económicos causados a La Pampa por el corte del río Atuel, por parte de Mendoza, en su sitio web. 

Años atrás ya se habían difundido algunas cifras y que están incluidas en la demanda judicial, llevada a cabo por el gobernador Oscar Mario Jorge.

Los números difundidos son del año 2012 y la estimación son las pérdidas que sufriría La Pampa en 25 años, si sigue el corte del río.

Son cuatro escenarios, según la escorrentía. Las pérdidas -siempre a valores de 2012- van desde los 1.239 hasta los 14.284 millones de pesos hacia los próximos 25 años. Igual, a valores actuales son cifras desactualizadas por la inflación.

El estudio fue solicitado por la Secretaría de Recursos Hídricos de La Pampa, por indicación del Poder Ejecutivo y Legislativo Provincial, a la Universidad Nacional de La Pampa.

"La Consultora de la UNLPam asumió el desafío de llevar adelante el estudio, incluyendo la metodología general, una identificación de las tareas, un plan de participación, una propuesta económica y un equipo de trabajo interdisciplinario compuesto por docentes, investigadores y alumnos de las diversas Facultades de la UNLPam; docentes de otras universidades nacionales y extranjeras; y expertos de renombre internacional, considerando la complejidad que representaba cubrir las múltiples dimensiones de la valoración económica de los servicios y daños ambientales", explicó la casa de alta de estudios pampeana y lo publicó en su sitio web.

En 2014, el Gobierno pampeano estimó que la provincia de Mendoza estaba provocando, a fines de 2011 y principios de 2012, al menos una pérdida económica de 100 millones de pesos por el corte del Atuel. Si el caudal fuera relativamente bueno, la pérdida treparía a 570 millones. Esos valores, a cifras actuales, se duplicarían.

En el estudio trabajaron unos 35 profesionales. Las pérdidas están cuantificadas a partir de cuatro escenarios de escurrimientos del río. La UNLPam cuantificó el daño actual y a 25 años. No hizo un estudio del daño histórico, desde el corte generado a fines de la década del '40 porque aumentaría, así, el nivel hipotético del trabajo, manifestó Guido Rovatti, uno de los profesionales participantes.

Este trabajo es un complemento de otro estudio, realizado en 2005 también por la UNLPam: el caudal mínimo fluvioecológico del Atuel, es decir, el régimen hídrico asignado a un curso de agua, con un equilibrio aceptable entre las condiciones requeridas por el ecosistema y las necesidades económicas y sociales. En su momento, lo establecieron en 4,5 m3/s.

Cambios

Según se informó, el objetivo general del trabajo fue llevar a cabo una valoración de las funciones de los ecosistemas presentes en la subcuenca baja y los bañados del río Atuel y la faja aluvial de los ríos Salado-Chadileuvú-Curacó, en términos de los bienes y servicios que estos brindan a la sociedad; la evaluación de la vulnerabilidad de los mismos frente a las alteraciones producidas por el manejo del agua en Mendoza; y la cuantificación en términos económicos y monetarios de los daños ambientales, sociales y económicos causados a La Pampa por la carencia de un caudal fluvioecológico en el Río Atuel.

La carencia de este caudal ha provocado una importante modificación en las condiciones ambientales, productivas y sociales en la zona de los Bañados del Atuel y en la cuenca hidrológica inferior de dicho río. Estas alteraciones representan un daño ya que las mismas han generado cambios desfavorables en los ecosistemas aguas abajo.

"El daño se ha identificado en: actividades productivas que han visto disminuido su desarrollo por bajos rendimientos y sin posibilidades de expansión (ganadería bovina, ovina, caprina, cinegéticas), otras actividades económicas que han desaparecido (todas las relacionadas con peces y de recreación y turismo en la que esos bienes y el agua son el soporte), disminución y/o desaparición de pool genético originarios de peces, de aves, de flora y fauna, todo lo cual no solo impacta por no encontrarse dichos bienes físicamente para sus usos normales en las comunidades, sino por el valor cultural y social que representan que bien puede afirmarse su valor puede ser muy superior al valor de uso directo", sostuvo el informe.

Coment� la nota