Arrarás se hizo cargo del Ejecutivo de General Acha

La viceintendenta María Julia Arrarás se hizo cargo oficialmente del Departamento Ejecutivo de la Municipalidad de General Acha, en reemplazo del recientemente fallecido Roberto Zamora. Lo hizo, durante la sesión especial desarrollada ayer cerca de las 8, en el recinto del Concejo Deliberante.
Lo hizo, durante la sesión especial desarrollada ayer cerca de las 8, en el recinto del Concejo Deliberante.

El primer punto abordado fue el corrimiento de cargos para el presente período, Adriana Domínguez se desempeñará en la Presidencia del cuerpo, postulación que fue aprobada por unanimidad.

La Vicepresidencia, recayó en el miembro de la Unión Vecinal Ariel Segurado, elegido por mayoría; mientras que la Secretaría, será ocupada por la integrante del bloque del PJ, Anahí Albando, decisión por mayoría. Así, los cargos más importantes del concejo quedaron en manos del oficialismo.

Seguidamente, Domínguez le tomó juramento a Arrarás, quien aclaró que también lo hacía por el honor, la familia, y la memoria de Roberto Zamora. Inmediatamente después de hacerlo, la edila de la oposición Silvia Caminos, dijo que no estaba de acuerdo con el acto realizado en la sesión especial, debido a que a su criterio no se ajustaba a lo estipulado por la ley 1597 de Municipalidades y Comisiones de Fomento.

Emsaga.

Luego de un intervalo de algunos minutos, los concejales realizaron la sesión ordinaria, respetándose los temas fijados en el orden del día de la reunión legislativa que estaba prevista llevarse a cabo el miércoles, y que debió suspenderse por el fallecimiento de Zamora.

El tema más importante fue el proyecto remitido por el Ejecutivo, el cual fue aprobado por mayoría (ver recuadro aparte), y autorizó al Ente Municipal de Sanidad Ambiental (Emsaga), a transferir fondos al municipio.

Fondos.

La autorización hecha por el CD, posibilitará a la viceintendenta a cargo a contar con la totalidad de los fondos disponibles en la cuenta de ahorro especial perteneciente al Ente. Asimismo, este organismo podrá modificar el presupuesto vigente y realizar las reestructuraciones pertinentes.

Por el oficialismo, Segurado explicó que a través del proyecto en análisis se pretendía que el Emsaga devuelva al Ejecutivo los aportes oportunamente hechos por este último (378.127,74 pesos), en concepto de sueldos, aportes y contribuciones para el personal del Ente; cifra que supera ampliamente el presupuesto aprobado para el corriente período, y que el Ejecutivo local necesita.

El edil recordó que el Emsaga depende del municipio, por lo tanto aseguró que no es independiente.

Los votos de la oposición

Al momento del tratamiento del proyecto de transferencia de fondos desde el Emsaga al municipio, Adriana Leher (CO) anticipó que su voto sería negativo porque en el proyecto no se detalla en qué se gastaría el dinero en cuestión. Dijo que no iba a ser un “agente facilitador de una posible malversación de fondos”.

Silvia Caminos (PJ) también adelantó su voto negativo, pero argumentó que se trataba de dinero que el Ente tenía en concepto de contribución por mejoras, así que entendía que la recaudación prevenía por una obra, por lo que debería ser destinado a financiar parcial o totalmente otra obra.

Caso contrario, sugirió que bien podría ser utilizado para abonar al menos una cuota que la comuna adeuda a la provincia por el crédito de 3 millones de pesos pagados al BID, correspondientes a la obra de red cloacal concretada hace algunos años en la ciudad.

Por su parte, Elena Alvarez (Frepam) dijo que su voto sería positivo, porque en definitiva se trata de una deuda que el Emsaga reconoció haber contraído con la comuna, y que por tal motivo simplemente debe devolver a los fines de saldarla.

Coment� la nota