ARBA: Intendentes sublevados por el cierre indiscriminado de delegaciones

ARBA: Intendentes sublevados por el cierre indiscriminado de delegaciones

El gobierno bonaerense avanza a paso firme con el cierre de delegaciones públicas en distintos distritos, en especial las referentes a ARBA, desde donde aseguran que “no había volúmenes de trámites que justifiquen su continuidad”. Tras la iniciativa, que genera alta preocupación entre trabajadores y vecinos, se solicitó hasta la intervención de intendentes, pero desde la provincia confían que responde a una “reorganización estructural” y que no habrá despidos.

Los cierres de oficinas de Punto ARBA, por ejemplo, se darán en pueblos como 30 de Agosto (Trenque Lauquen), Cacharí (Azul), Casbas, Bonifacio (Guaminí), Facundo Quiroga (9 de Julio), Juan N. Fernández, La Dulce (Necochea), Pedro Luro (Villarino), Mones Cazón (Pehuajó), el centro de servicios de Gonnet y otros a confirmar.

“Son alrededor trece las oficinas que cerrarán a la brevedad, donde trabajan varias docenas de personas, y desde el gobierno bonaerense dicen que es una primera etapa”, Jorge Baldovino, presidente de la Asociación de Empleados de Rentas (AERI), que nuclea a trabajadores de ARBA y del ministerio de Economía, quien rechazó este ajuste brutal que lo calificó de “improvisado y absurdo”.

Por otra parte, el intendente de  la ciudad de Trenque Lauquen, Miguel Fernández (Cambiemos), “se puso al frente para del reclamarle a la gobernadora Vidal” para que revirtiera el cierre de la delegación de ARBA en 30 de Agosto. Según supo REALPOLITIK, desde el gobierno local “ya ha realizado gestiones el intendente” en la provincia y “en los próximos días se anunciará” si se aceptó dar marcha atrás con la medida antipática.

Del mismo modo, el intendente peronista de Guaminí, Néstor Álvarez, consideró que la decisión es un “retroceso enorme y una falta de respecto total a los ciudadanos de la provincia” y dijo además estar dispuesto a “dar pelea a capa y espada” por los centros de Casbas y Bonifacio que estarían próximos a cerrar. “Por un simple trámite habrá que viajar a la cabecera del partido”, señaló. Y se quejó de que la provincia se ahorraría nada más que unos 8 mil pesos de alquiler del edificio, mientras que “sólo de combustible, los empleados van a gastar más” que ese dinero para trasladarse a la oficina en Guaminí.

En ese sentido, desde AERI solicitaron una audiencia urgente en el ministerio de Trabajo bonaerense, que conduce Marcelo Villegas, para pedir que se garantice en lo mínimo el principio de unidad familiar ya que se verá afectado por el traslado de los empleados. “Tendrán que viajar entre 60 y 100 kilómetros para ir a trabajar, en algunos casos por camino de tierra totalmente desolados y mal estado, distancia que complica también a todos los vecinos de estos pueblos”, indicó Baldovino.

MÁS ORGANISMOS

En tanto, en algunas comunas se teme que la misma medida se aplique en dependencias de otros organismos estatales como IOMA, Instituto de Previsión Social (IPS) y Trabajo, mientras que la provincia confirmó que dejarán de funcionar oficinas del Registro Civil por “reorganización”.

“Había delegaciones que estaban separadas por cinco cuadras y otras que no tenían volumen de trámites para justificar dependencias para tal fin”, explicaron desde el ministerio de Gobierno en relación a las oficinas de los registros civiles que cerrarán. Y señalaron que la medida responde, además, a un proceso de digitalización de los trámites, ya que actualmente existe un sistema arcaico y burocrático.

“En este proceso de descentralización inteligente se produjeron cierres de algunas delegaciones, que, por su volumen de trámites, no tenían un impacto relevante en el partido donde se encuentran, pero el personal fue reabsorbido por el resto de las delegaciones del municipio en cuestión”, mientras que en otros casos “se están reconvirtiendo y pasarán a una delegación municipal con las mismas funciones”, detallaron. “Lo importante es que todo el personal se reubica y que es para mejorar la gestión y la calidad de los trámites para los vecinos”, indicaron.

PEDIDO LEGISLATIVO

En este contexto, el diputado provincial Avelino Zurro se mostró muy preocupado por el cierre de distintas dependencias. A través de un proyecto de declaración ante la Cámara de Diputados, el legislador advirtió que “resulta preocupante este ajuste con los más débiles como el cierre de diversas dependencias de ARBA y los derechos de los empleados y sus fuentes de trabajo”, ya que de acuerdo a información recopilada estos cierres se producirían en lugares en donde ARBA resulta inquilina del inmueble donde funciona. “Solicitamos que se revea de forma urgente esta pacata decisión, en pos de garantizar el acceso de la ciudadanía en igualdad de condiciones a las diferentes oficinas estatales”, destacó el legislador de Unidad Ciudadana. 

Coment� la nota