La Anses recibió unas 1.500 consultas sobre la nueva moratoria previsional

La iniciativa permite regularizar las deudas previsionales de los trabajadores autónomos y monotributistas en condiciones de acceder a una jubilación. Estiman que el proyecto beneficiaría a unas 10 mil personas en Mar del Plata.

Desde que el Poder Ejecutivo presentó en el Congreso un proyecto para abrir una nueva moratoria previsional, la Anses recibió unas 1.500 consultas en Mar del Plata. La Cámara de Diputados aprobó y convirtió en ley la iniciativa del oficialismo, que permite regularizar las deudas previsionales de los trabajadores autónomos y monotributistas en condiciones de acceder a una jubilación.

El proyecto beneficiará a unas 500.000 personas en el país, en su mayoría pertenecientes a los sectores más vulnerables. En Mar del Plata aún no se conoce oficialmente a cuántas personas alcanzará la medida, aunque la cifra ascendería a unas 10 mil según estimó el especialista en seguridad social Gustavo "Tato" Serebrinsky. Para acceder a la moratoria, los interesados deberán estar inscriptos en la AFIP y cumplir con un trámite en la Anses.

La iniciativa busca posibilitar el acceso a su correspondiente prestación previsional a aquellos trabajadores autónomos y monotributistas, mediante la regularización de deudas existentes, y establece un plan de pagos de 60 cuotas para aquellas personas que cumplan con la edad jubilatoria (60 años en las mujeres y 65 en los hombres) pero no cuenten con los 30 años de aportes que establece la ley.

La nueva moratoria permitirá alcanzar la universalización de la cobertura para los adultos mayores, es decir, que posibilitará llegar al 100 por ciento de las personas en edad de jubilarse.

?Cada persona que cumpla con los requisitos podrá jubilarse en la Anses sin necesidad de recurrir a un gestor. El trámite es gratuito", remarcó el jefe de la Unidad de Atención Integral (UDAI) Mar del Plata Sur de la Anses, Pablo Madeira.

El proyecto establece que los trabajadores autónomos inscriptos o no en el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y los monotributistas "que hayan cumplido a la fecha o cumplan la edad jubilatoria dentro del plazo de dos años desde la vigencia de la presente ley, podrán regularizar sus deudas previsionales".

Según la iniciativa, los trabajadores autónomos podrán regularizar su situación respecto de la deuda que mantengan por aportes, mientras que los monotributistas lo harán con relación a las deudas originadas en las cotizaciones previsionales fijas con destino al Sipa. En ambos casos, la deuda comprenderá las obligaciones devengadas hasta diciembre de 2003, inclusive, y los intereses resarcitorios devengados hasta la fecha de consolidación de la deuda y regirá por el término de dos años, contados a partir de la fecha de entrada en vigencia de la ley.

Además tendrán derecho a inscribirse en el régimen los derechohabientes previsionales del trabajador autónomo o monotributista fallecido, siempre que existiera inscripción del beneficiario original previa al deceso en calidad de trabajador autónomo o monotributista.

La Anses, en forma previa a determinar el derecho a una prestación previsional, realizará evaluaciones patrimoniales o socioeconómicas sobre la base de criterios objetivos que determine la reglamentación, a fin de asegurar el acceso al régimen de las personas de presenten mayor vulnerabilidad.

Por otra parte contempla que, para acceder a las prestaciones, deberá haberse cancelado un mínimo de cuotas del régimen de regularización de deuda, en tanto que la reglamentación establecerá la cantidad de cuotas aplicables a los efectos.

"La nueva moratoria es una buena iniciativa. Pero la seguridad social debe ser tomada como una política de Estado y en los últimos años lo que se hizo es poner un parche detrás de otro. Debe haber un acuerdo entre todos los partidos políticos para diseñar una política perdurable en el tiempo. En el 2050 el 25% de la población del país estará compuesta por adultos mayores", dijo el especialista Serebrinsky. Y agregó: "No coincido con el doble discurso del director de la Anses (Diego Bossio) que habla de bajar la litigiosidad y, sin embargo, dejará 350 mil juicios de jubilados contra el organismo que el Estado va a perder por mala liquidación de haberes".

El proyecto que Diputados convirtió en ley había sido aprobado el pasado 2 de julio por el Senado por unanimidad de todos los bloques que componen la Cámara alta.

La segunda etapa del plan de inclusión previsional beneficiará a unos 500.000 argentinos que estaban excluidos del sistema por no tener la totalidad de aportes. Hasta la actualidad, la moratoria vigente permitía regularizar aportes no ingresados hasta septiembre de 1993; ahora ese plazo se extiende hasta diciembre de 2003.

Así, podrá acceder a la moratoria cualquier persona que, teniendo la edad exigida por ley, le falten años de aportes para llegar a los 30 necesarios, no contar con prestación previsional alguna o percibir una mínima (como pensiones y pensiones no contributivas). También se contemplará a las personas con mayor nivel de vulnerabilidad social.

Esta segunda etapa tendrá un impacto redistributivo al estar orientada a garantizar una jubilación y cobertura médica para las personas en edad de jubilarse y que hoy no pueden hacerlo por el elevado costo de la deuda previsional.

Esta inyección de recursos genera, a su vez, incrementos de la recaudación impositiva por aportes y contribuciones, los que, a su vez, mejoran los ingresos del sistema previsional y contribuyen a su sustentabilidad financiera. Para garantizar la sustentabilidad del sistema, el valor de la cuota se actualizará por la movilidad jubilatoria.

Coment� la nota