Alfaro lo echó y a los 15 días le devolvió su cargo

Un edil asegura se trató de un “apriete”

El Concejo Deliberante sigue revuelto luego de que el intendente, Germán Alfaro, perdiera la mayoría en el recinto. Los concejales de la oposición adelantaron por lo bajo que podrían convocar nuevamente a una sesión extraordinaria y acusaron al interbloque Acuerdo para el Bicentenario (ApB, afín a la Intendencia) de paralizar el cuerpo.

Tras el alejamiento de José María Franco (bloque unipersonal Restauración Peronista), Alfaro había echado a tres funcionarios que pertenecían al espacio político de José Franco, padre del edil: Oscar Terraza, director de Defensa Civil; Marcelo Barrionuevo, subdirector de Transporte; y Alberto Paliza, coordinador de cooperativas de Argentina Trabaja. El concejal había denunciado una “cacería de brujas”. El jefe municipal dio marcha atrás y reincorporó a Barrionuevo.

“Al estilo (del presidente Mauricio) Macri, el intendente se está dando cuenta de los errores que comete, y deshace acciones. Enhorabuena que lo reincorporen a Marcelo, porque es un excelente funcionario técnico, como Terraza y Paliza. Está bien que hayan reacción y se den cuenta de que el gabinete ha perdido personas muy valiosas por una locura del momento del intendente”, disparó Franco. Y agregó: “el despido de los funcionarios no le ha servido como apriete contra mí”.

Desde el Municipio, el secretario de Gobierno Walter Berarducci negó una “cacería de brujas”. Aseguró que Barrionuevo puso su renuncia a disposición cuando Franco dejó el ApB porque había llegado a la función pública gracias a una alianza política. “Tras una charla con el intendente se lo reincorporó porque además de su capacidad tiene una vocación de servicio insoslayable”, explicó el funcionario. Berarducci no descartó que retornen al gabinete los dos funcionarios echados restantes: “en política todo es posible. Ninguna hipótesis puede descartarse”, completó.

Tanto el bussismo como Tucumán Crece-PJ denunciaron que, luego de que el ApB sufriera el alejamiento de un edil, la actividad parlamentaria cesó. “Las comisiones dejaron de reunirse las últimas dos semanas. No entiendo a qué responde, si la intención del intendente es desprestigiar al cuerpo o a qué se debe”, reclamó Ricardo Bussi, presidente del bloque Fuerza Republicana.

Dante Loza, presidente de la bancada peronista, responsabilizó al jefe municipal por la situación en el Concejo. “El intendente pide respeto por las instituciones pero mandó a paralizar el Concejo. Sin actividad en comisiones no hay ordenanzas para sesionar. Queremos que el Concejo funcione normalmente. Haremos todo lo que está permitido en el reglamento interno y en la ley Orgánica de Municipalidades”, advirtió el peronista.

La oposición ya había convocado a una sesión extraordinaria a comienzos de marzo. El artículo 24 del reglamento interno del cuerpo habilita que las sesiones extraordinarias pueden convocarse por escrito, con la firma de al menos cinco concejales.

Algunos concejales de la oposición aseguraron por lo bajo que el cuerpo atraviesa un proceso de cambio. Con el alejamiento de Franco, el bussismo (dos bancas), y Tucumán Crece (siete escaños), suman 10 votos contra los ocho del ApB. Estos ediles afirmaron que si no acuerdan una agenda a gusto de los opositores sólo habría sesiones por extraordinarias.

El presidente del ApB, Agustín Romano Norri, se limitó a asegurar que el cambio de la mayoría sólo implicaría más negociación para alcanzar consensos. “Habrá una convocatoria a sesión ordinaria en el corto plazo. La semana que viene nos reuniremos en la comisión de Peticiones y Poderes para dar dictamen a varios proyectos. También ingresarán proyectos enviados por la Municipalidad. Seguiremos trabajando con normalidad”, tranquilizó el radical.

Adelantó que en la semana habrá una reunión con todos los concejales para definir una agenda en conjunto. Sin embargo, advirtió que en caso de que la oposición convoque a sesiones extraordinarias, salteando el trabajo de las comisiones, la Intendencia podría vetar las ordenanzas. “No es que nos llevarán a nosotros de las narices convocando a extraordinarias. Si hay oposición constructiva, el Concejo funcionará. Si hay oposición boba, que mete palos en la rueda, habrá vetos”, finalizó tajante.

Coment� la nota