Yacyretá: la alemana Voith se perfila como la ganadora

Yacyretá: la alemana Voith se perfila como la ganadora

Avanzan ensayos del modelo de la turbina para ampliar la generación de la represa

La licitación para ampliar la potencia de Yacyretá se perfila para ser adjudicada a la empresa alemana Voith Hydro, que presentó la oferta más baja, mientras que crece el rumor en el sector de un eventual juicio por parte de Impsa, su competidora en el proceso para la construcción de tres turbinas Kaplan.

La entidad binacional (EBY) que controla la represa avanza con el ensayo del modelo físico del sobre más económico, según establece el proceso.

Voith ganó en la apertura de sobres porque fijó un precio de u$s99 millones contra los u$s120 millones de Impsa. Es decir que si la prueba del modelo de la turbina es favorable a la empresa alemana, lo más probable es que la obra electromecánica para el brazo Aña Cuá del río Paraná quede en sus manos.

Sin embargo, el resultado final se conocerá en junio, junto con la adjudicación de las obras civiles, que tienen un presupuesto de u$s360 millones.

La licitación estuvo marcada por presiones cruzadas de ambos lados. Impsa plantea que su oferta presentada en abril pasado quedó desfasada por la brutal devaluación del 2018 y ahora podría llevar el valor a u$s80 millones, es decir un 20% menos que Voith Hydro.

Fuentes cercanas al grupo mendocino argumentan que en su caso el componente nacional será mucho mayor en contrapartida a Voith, que construirá las turbinas en Alemania o en su planta de Brasil. En ese sentido, recuerdan que las turbinas originales de Yacyretá fueron diseñadas por los alemanes y tuvieron que ser reemplazadas luego de 20 años en lugar de 50, como estaba previsto.

En el sector corre fuerte el rumor de que en un caso extremo podrían iniciar acciones legales, aunque se trata de una práctica que no es habitual dentro del mundo de las contratistas de obra pública.

La lógica hubiera sido que Impsa presentara la cifra más barata para el proyecto, por lo que su oferta sorprendió a no pocos dentro del rubro. En ese sentido, el precio final pudo haber estado influido por las mejores condiciones de financiamiento que pudo haber obtenido Voith, una empresa considerada casi estatal que cuenta con todo el apoyo del gobierno alemán, especularon fuentes al tanto del proceso en marcha.

"Lo que hacen es una falta de códigos", evaluó un representante del sector que no cree que un juicio pueda prosperar siempre y cuando la EBY haga todo en regla. "Si no ganan esta obra saben que después pueden ser compensados con otra", razonó la fuente, aunque el interrogante es si en este marco de durísimo ajuste fiscal habrá nuevos proyectos para dejar a todos contentos.

"Al Gobierno le conviene entregarle la obra a Voith también para ampliar el mercado que hoy está concentrado en los chinos, que tienen varios problemas", añadió el hombre del sector consultado. Los alemanes estaban interesados en la represa neuquina de Chihuidos pero como el proyecto quedó casi congelado, esta licitación de Yacyretá podría ser un guiño después de ese mal trago.

Coment� la nota