Con el voto de Fay, el meonismo sancionó la rendición de cuentas

Con el voto de Fay, el meonismo sancionó la rendición de cuentas

Los ediles del Frente para la Victoria y Junín para la Victoria se abstuvieron. Hubo un empate, que fue resuelto por el doble sufragio positivo del presidente del Concejo Deliberante. Cambiemos y el monobloque de Marcelo García cuestionaron el "gasto desmedido".

El Concejo Deliberante, en sesión ordinaria y especial, realizada ayer en el auditorio del Colegio de Abogados Departamental Junín, aprobó por mayoría el Ejercicio Económico-Financiero 2015 y  Ordenanza Compensatoria de Excesos 2015.

La votación fue un empate (7 votos positivos y 7 negativos) entre el Frente Renovador, que apostaba a su aprobación, y Cambiemos, que rechazaba la iniciativa, al igual que Compromiso Federal. El desempate se dio por la decisión del presidente del Concejo, el doctor Patricio Fay, perteneciente al bloque del Frente Renovador, que votó por la afirmativa.

Los ediles del Frente para la Victoria, presidido por Gustavo Traverso, y de Junín para la Victoria, representado por Santiago Aguiar, se abstuvieron.

Abstenciones

Gustavo Traverso, del Frente para la Victoria, al fundamentar la posición de su bloque dijo: “La Rendición de Cuentas es el análisis de un año de gestión, el debate sobre cómo se ejecutaron los gastos respecto a lo que había sido presupuestado anteriormente y si se hizo de manera correcta o no, si hubo o no excesos de recaudación, si los montos percibidos que no estaban presupuestados fueron mal o bien imputados. Lo que vimos a lo largo del tratamiento en comisión fue que no hubo grandes objeciones, se convocaron a los técnicos, se hicieron preguntas y hubo respuestas”.

“Ante estas posiciones distintas creemos que se priorizan posicionamientos políticos por sobre las cuestiones estrictamente institucionales. No escuché ningún tipo de objeción a los informes técnicos presentados. Por eso es que nosotros, como no queremos ser parte de esto, porque creemos que hay que cerrar una etapa definitivamente por el bien de la institución, del Municipio de Junín, porque creemos que no es un debate franco a las situaciones que se vienen dando, es que nuestro bloque ha decidido no participar de esta votación y pedimos permiso para abstenerse”, manifestó.

Por su parte, el edil Santiago Aguiar, de Junín para la Victoria, consideró que el tema se “volvió una discusión ‘de lo que me dejaste y lo que heredé’, ‘de lo que hiciste y lo que no hice’”. 

“Es una pena que tengamos que apartarnos de la discusión porque somos seis concejales que representamos a muchos juninenses, pero sin dudas no vamos a participar de este jueguito y no vamos a hacer parte de uno u otro equipo obligadamente. Tenemos muchas cosas por decir, muchos proyectos por defender, pero solicito que se me autorice a abstenerme de votar porque no quiero ser parte de esta disputa, que para mí no tiene sentido”, dijo.

Los permisos de abstención fueron aceptados y se vino el debate.

Votos negativos

El concejal Gabriel D’Andrea, de Cambiemos, dijo: “Creemos que los gastos hechos en el 2015 se hicieron de manera desmedida y sin tener en cuenta ningún equilibrio fiscal. No se trata de volver a hablar de herencias sino simplemente de ser responsables de lo que estamos votando. Creemos que no podemos decir determinadas cosas porque, en definitiva, como dijeron los concejales que me antecedieron la palabra, estamos representando a toda una ciudadanía que quiere saber cómo se realizó el gasto, si fue de manera seria y atendiendo a sus necesidades”.

“Este gasto que no contempló equilibrio fiscal se hizo aún desatendiendo indicaciones u órdenes del organismo de control, que es el Tribunal de Cuentas. Hemos notado que en muchas de esas obras que se hicieron durante el año 2015, se sobre ejecutaron sus presupuestos en desmedro de otras, que por sus características eran menos visibles, como las de infraestructura de Aguas y Cloacas, por ejemplo. Estas últimas fueron recortadas o subejecutadas, en beneficio de obras como asfalto. Dichas obras no fueron canceladas durante el mismo ejercicio sino que dejaron cuentas a pagar a la actual gestión”, explicó D’Andrea.

“Hemos encontrado la utilización de cheques de pago diferido como una herramienta de financiamiento, accionar observado por el Tribunal de Cuentas, puesto que asciende a 17 millones de pesos a pagar por la gestión entrante, es decir, por la actual gestión. Se desatendió la observación del Tribunal y se hizo de todas maneras. Por lo expuesto desaprobamos esta rendición de cuentas”, señaló el edil de Cambiemos.

Por su parte, el concejal Marcelo García, del unibloque Compromiso Federal, dijo que “cuando se presupuesta por debajo puede pasar este tipo de situaciones y es algo que llama la atención. Estamos tratando una ordenanza que es compensatoria. En el presupuesto nosotros le otorgamos un crédito al municipio para que pueda gastar, dentro de eso se tiene que llevar a cabo la ejecución. Esta ordenanza tiene como compensación 104 millones de pesos, fuera de esto, se excedió”, apuntó.

“Si vamos a hacer un análisis secretaría por secretaría, la de Obras y Servicios Públicos, por ejemplo, aparece con un excedente de 14.789.000 pesos. Pero como hicieron obras que no pagaron, sacaron plata para ‘tapar agujeros en la parte política’, usaron este aparente sobrante para lo político de la intendencia”, acusó.

Ante el transcurso del extenso discurso de García, quien apuntó lo que a su entender fueron diversas irregularidades de la gestión anterior, el doctor Fay, como presidente del Tribunal, le recordó que estaba excediéndose del tiempo asignado por reglamento y, en un momento dado, lo interrumpió y dio por terminada la alocución del edil, que por supuesto votó negativamente a la Rendición de Cuentas del Ejercicio 2015.

Votos positivos

Por su parte, el concejal Claudio Martínez, del Frente Renovador, fijó la posición de su bloque de aprobar la Rendición de Cuentas del Ejercicio 2015, cuando era intendente Mario Meoni.

“Estamos en un todo de acuerdo de los recursos utilizados para la ejecución de obras. Las cuestiones ejecutadas muchas veces superan las expectativas de lo que se presupuesta hacer durante el año fiscal. Estamos de acuerdo, entendiendo y considerando las necesidades que ha tenido la ciudad y el abordaje que ha tenido en materia presupuestaria, la ejecución de obras y servicios en todos sus aspectos. Además, contemplando naturalmente la cuestión social, la asistencia social permanente, junto a los vecinos”, apuntó Martínez.

“En el cierre de esta etapa, quisiera agradecerle a todos los vecinos de Junín que durante estos 12 años  han hecho un enorme esfuerzo fiscal al acompañar la gestión de gobierno, aportando a través del pago de sus tasas la ejecución de obras por parte del intendente Mario Meoni. Uno muchas veces necesita endeudarse cuando no tiene recursos suficientes para atender a sectores tan vulnerables”, concluyó.

Coment� la nota