Vaciadero municipal: hubo recorrida y avances en el nuevo predio

Días atrás el intendente Pablo Grasso, junto al diputado por Pueblo Eloy Echazú, estuvo en el lugar de depósito de residuos. Cómo está hoy el predio y qué falta para finalizar el traslado.

Desde hace más de diez años se viene hablando en Río Gallegos sobre el traslado del vaciadero. La temática en medio de la pandemia por el Coronavirus parece sacada de otra época y fuera de lugar, pero los incendios en el basural durante los últimos días volvieron a poner en el tapete la necesidad de cambiar el lugar del depósito de residuos. En este marco, días atrás el intendente Pablo Grasso y el diputado Eloy Echazú viajaron al nuevo terreno del basural, en el marco de una recorrida de lo que será a futuro el destino final de la basura producida en la capital santacruceña. Según mostraron en la recopilación de imágenes, el predio ya se encuentra en avanzado estado de obra y faltará el traslado de la basura que se encuentra en la capital, buscando de momento cómo sería el proceso de traslado.

En este marco, TiempoSur se comunicó con el legislador Echazú, quien contó lo llevado adelante junto a Grasso: "Recorrimos el nuevo depósito. Estuvimos viendo cómo estaban las instalaciones y el predio, porque se trata de una de las acciones que vamos a llevar adelante desde el Municipio, a fin de comenzar a activar esto", manifestó. En el lugar se ve el amplio lugar que se dispuso para el depósito de los materiales.

En su discurso inaugural, el propio Grasso contó -en ese momento no se pensaba en la situación actual de emergencia sanitaria por la pandemia- sobre las expectativas para este año con el vaciadero.

En cuanto a la situación ambiental, señaló que “vamos a concretar el proyecto del vaciadero que será la meta de esta gestión para la mejora en el tratamiento de los residuos sólidos urbanos. Para ello, será clave el aporte de la comunidad, de las ONG y el aporte científico de las universidades locales".

Incendios, moscas y gente

Durante las últimas semanas se originaron dos incendios en el lugar, sumado además al ingreso de terceros al predio del vaciadero, lo que alertó una vez más sobre la necesidad del traslado del basural. Asimismo, durante el verano debido a la cantidad de moscas, se tuvieron que llevar adelante trabajos de limpieza y fumigación.

En estas fumigaciones se implementó una técnica basada en la aspersión de gota media. La molécula utilizada fue Ciflutrina, la misma está registrada ante la OMS/OPS para campañas contra vectores de enfermedades Ciflutrina ha sido sometido a extensos estudios de seguridad. Posee una baja toxicidad para plantas, mamíferos, pájaros y el hombre, y no se acumula en el cuerpo.

Comentá la nota